13 de julio de 2019
13.07.2019

El cerco gallego retoma la pesquería de sardina con capturas "moderadas"

Las limitaciones impiden a la flota desembarcar la especie más de una vez por marea || La lonja de A Coruña subastó esta semana casi 10 toneladas del recurso

12.07.2019 | 22:12
Un cerquero gallego durante la captura de sardina.

La flota del cerco gallega volvió a pescar sardina el pasado lunes. Hace dos semanas la Secretaría General de Pesca había comunicado al sector el cierre de la pesquería al haber consumido la cuota disponible hasta agosto (1.480 toneladas), por lo que los cerqueros mandaron una petición para adelantar la cantidad reservada para septiembre. El 3 de julio la secretaría ratificó la demanda del cerco, pero con condiciones: cada embarcación tiene un cupo diario de 1.000 kilos y solo puede realizar un desembarco en cada marea. Durante esta semana en la que los barcos retomaron la pesquería, se descargaron en los puertos gallegos 64,1 toneladas de la especie. "Las capturas son más moderadas porque solo hay un desembarco por día y el cupo es de 1.000 kilos diarios por barco", especifica el representante de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), Andrés García.

El portavoz de la asociación afirma que los cerqueros sí encuentran la especie. "Se está pescando. Los barcos cubren el cupo diario aunque no todos porque algunos declinan ir a pescar sardina", indica García, que añade que al disponer de 1.000 kilos diarios muchas embarcaciones se dedican solo al jurel ya que "esa cantidad de sardina se les hace corta".

Lo que sí celebra el representante de Acerga es el hecho de que los pescadores no solo encuentran sardina, sino que también ven que hay xouba alrededor de la costa gallega. "Esta semana apareció, tanto aquí en el norte como en el sur, muchísima xouba. Apenas se pescó porque sabemos que hay que conservarla", manifiesta García, que señala que este suceso refleja lo que lleva diciendo el sector desde hace tiempo: que la especie se está recuperando. "Esto es lo que vemos nosotros, pero los científicos siguen con la misma postura", lamenta García.

Las subastas de este pescado azul en las lonjas gallegas deja precios dispares que se mueven entre los 2,5 y los 1,5 euros el kilo. "El precio subió, pero depende de la hora de llegada de las embarcaciones y de la plaza que cojan", matiza el representante de Acerga. Al haber menos cantidad de recurso en lonja la tendencia es que el valor del producto aumente, pero García advierte que será complicado que el precio se incremente mucho más: "Sabemos que cuando caen cuesta muchísimo que remonten, por lo que los precios de este año ya están fastidiados", expone.

La lonja de A Coruña subastó a lo largo de esta semana casi 10 toneladas de la especie por un total de 15.342 euros. El gerente de Subastas Coruña S. L., Kiko Bergantiños, explica que todos los días hubo venta de sardina, aunque su valor fue aumentando conforme se acercaba el fin de semana. "Hoy „por ayer„ la caja de 15 kilos salió desde 50 euros. A principio de semana empezó más o menos a la mitad de ese precio", concreta Bergantiños, que añade que el valor que está rondando la sardina en las ventas no es tan alto como en años anteriores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook