21 de agosto de 2019
21.08.2019

Las lonjas gallegas facturan un 17% menos por la subasta de bivalvos hasta junio

Los centros de primera venta ingresaron 26 millones en el primer semestre por estas especies || Las almejas babosa, japónica y fina, las que más redujeron su presencia

20.08.2019 | 22:45
Mariscadoras de a pie durante la extracción de almeja.

El marisqueo gallego inició el año con unas ventas inferiores a las registradas el pasado. El volumen de negocio alcanzado en las lonjas de Galicia una vez cerrado el primer semestre de 2019 alcanzó los 26,3 millones de euros en bivalvos, una caída del 17% en comparación con la facturación generada en el mismo periodo del anterior ejercicio: 31,6 millones de euros, según indican los datos provisionales de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar.

La cantidad de bivalvo extraída también se vio reducida entre enero y junio. Los centros de primera venta de la comunidad subastaron 3.087 toneladas de recursos por las 3.500 toneladas comercializadas en el primer semestre de 2018, un descenso del 12%. Asimismo, El precio medio de venta de los moluscos fue menor a pesar del descenso en el producto capturado. Durante los primeros seis meses del año el kilo salió por 8,5 euros, mientras que en el mismo periodo de 2018 el precio medio del kilo fue de nueve euros.

Las tres especies que más vieron reducida su presencia en la facturación de las lonjas gallegas fueron la almeja babosa, la japónica y la fina. La primera dejó un 30,6% menos de ingresos en las dársenas de la comunidad. Hasta junio las ventas de almeja babosa habían generado 3,4 millones de euros, por los casi cinco millones facturados en 2018. La cantidad de este recurso comercializada también fue menor: se subastaron 249 toneladas por las 350 del pasado año, una caída del 29%.

La almeja japónica „el bivalvo con más presencia en las rulas gallegas„ redujo los ingresos generados por su venta en un 24,3%. Durante el primer semestre del año la facturación de este molusco fue de 10,4 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2018 la cifra rozó los 14 millones de euros. La cantidad extraída por los mariscadores también disminuyó, concretamente un 20,4%. Los pescadores capturaron 1.201 toneladas de la especie por las 1.508 toneladas registradas el anterior ejercicio.

La fina también perdió protagonismo. Entre enero y junio los centros de primera venta gallegos ingresaron 3,3 millones de euros por los cuatro millones generados en 2018, un 17,2% menos. La cantidad de este bivalvo cayó un 15% ya que los mariscadores capturaron 122 toneladas por las 144 del pasado año.

Aumenta el berberecho

A pesar de la menor presencia de especies tan importantes, hubo otras que sí tuvieron más protagonismo en las lonjas de la comunidad. El berberecho fue el segundo molusco que más ingresos generó hasta junio, ganando peso. Durante el primer semestre la facturación de este molusco superó los 3,5 millones de euros mientras que en 2018 la cifra se quedó en los 3,2 millones de euros, un 10% más. La cantidad que los mariscadores extrajeron de la especie también aumentó, concretamente un 15,5%: 663 toneladas por las 574 del anterior ejercicio.

Otra especie que tuvo más influencia en las lonjas gallegas en el primer semestre fue la navaja. Los ingresos que generó este bivalvo ascendieron a los 2,3 millones de euros, un 10% más que en 2018 cuando la cifra fue de 2,1 millones. La cantidad subastada también aumentó hasta las 245 toneladas, un 5,4% más que en 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook