29 de agosto de 2019
29.08.2019
La Opinión de A Coruña

Las lonjas gallegas subastan un 8% menos de algas en el primer semestre del año

Los puertos gallegos recibieron 331 toneladas del recurso entre enero y junio || A pesar del gran descenso del argazo, hubo más cantidad de golfo y de correa

28.08.2019 | 21:44
Dos buzos descargan algas en un puerto gallego.

Los primeros seis meses del año registraron una caída tanto en la cantidad de algas subastadas en las lonjas de Galicia como en la facturación generada por la venta de este recurso. Entre enero y junio los puertos gallegos recibieron 331,6 toneladas de seis especies de algas, un 8,5% menos que hace un año cuando se registraron 362,5 toneladas de siete tipos diferentes. Los ingresos producidos por la comercialización de este producto del mar „cuya extracción se rige por los planes de explotación aprobados por la Consellería do Mar, ya que forma parte del grupo de recursos específicos„ también descendieron, aunque en menor medida. Las subastas realizadas en el primer semestre del año ascendieron a los 270.951 euros por los 280.244 registrados en 2018, una caída del 3,3%.

El precio medio de las especies no varía mucho de un año a otro, y a pesar de que aumentó ligeramente, sigue sin alcanzar el euro el kilo (0,8 euros el kilo). A pesar de esto, sí hubo una lonja en el que el valor de las algas superó este umbral: la de Aldán-Hio, cuyo precio medio llegó a 1,5 euros el kilo, según los datos provisionales publicados en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar.

El argazo „la segunda alga con más presencia en los centros de primera venta de la comunidad„ fue la que más se vio reducida en las lonjas. Durante el primer semestre del ejercicio se subastaron 49,5 toneladas de este recurso, un descenso del 54,4% ya que en el mismo periodo del pasado año la cantidad había alcanzado las 108,5 toneladas. Este descenso también repercutió en los ingresos, que cayeron un 50% (de los 60.151 euros registrados en 2018 a los 30.106 de este año). Lo más llamativo es el precio medio que obtuvo en lonja, ya que a pesar de la menor cantidad que había su valor descendió hasta los 0,6 euros el kilo por los 1,25 del anterior curso.

El golfo fue la especie más vendida e incluso aumentó su presencia en los puertos gallegos. Las rulas comercializaron 207 toneladas de esta alga por las 199 toneladas de 2018, un aumento del 4%. La facturación también creció, concretamente un 3%, hasta los 185.213 euros, mientras que el pasado año la cifra rozó los 180.000 euros.

Las cantidad subastada de correa también fue mayor. Entre enero y junio las embarcaciones descargaron 40 toneladas de este recurso, un 66,5% más que en el mismo periodo del año pasado cuando la cifra apenas superó las 24,3 toneladas. La venta de la especie generó 21.336 euros por los 14.712 euros registrados en 2018, un 45% más.

Situación en A Coruña

La lonja de A Coruña „la segunda que más algas comercializa„ finalizó el primer semestre del año con un descenso del 24,4% en el producto comercializado. La dársena local subastó 43,7 toneladas de este recurso, mientras que hace un año la cantidad rozó las 60 toneladas. Solo se vendieron dos especies: el argazo (42,3 toneladas) y correa (1,4 toneladas). La facturación ascendió a los 26.062 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook