20 de octubre de 2019
20.10.2019

El puerto de A Coruña pierde una cuarta parte de sus pesqueros en una década

La flota coruñesa está formada por 93 embarcaciones mientras que en 2009 el total era de 121 buques || Los 75 barcos de artes menores representan el 80%

19.10.2019 | 23:42
Parte de la flota de artes menores coruñesa amarrada en la Marina.

El paso de los años deja huella en la flota local. En los últimos tiempos se redujo considerablemente el número de pesqueros con puerto base en A Coruña. Los últimos datos del Rexistro de Buques Pesqueiros de Galicia reflejan que en la actualidad hay 93 embarcaciones vinculadas a la dársena coruñesa. Sin embargo, hace una década la cifra superaba los 120 barcos, por lo que en diez años el puerto de A Coruña perdió una cuarta parte de su flota.

El segmento que más presencia tiene es el de las artes menores. En 2019 hay 75 barcos de esta arte de pesca vinculados al muelle coruñés, lo que equivale al 80% del total. Hace una década había registrados 88 pesqueros de artes menores, por lo que la flota de este sector se redujo un 15%. El arrastre, segundo segmento con más protagonismo, mantiene su número. En este periodo solo perdió una embarcación, por lo que en la actualidad hay seis arrastreros inscritos en A Coruña por los siete de 2009.

El palangre de superficie que faena en pesquerías internacionales cuenta con cinco barcos en la actualidad, mismo número que hace una década. Por otro lado, el arrastre de pesquerías comunitarias de la zona del Atlántico Nordeste (Neafc) sufrió un descenso del 75%. Hace diez años contaba con una flota de 12 arrastreros, sin embargo este año la cifra se redujo hasta los tres.

A estas embarcaciones también se suman dos cerqueros que trabajan en el caladero nacional (hace diez años solo había uno) y dos embarcaciones auxiliares de acuicultura. El puerto de A Coruña no cuenta con ningún bacaladero de arrastre de pesquerías internacionales (cuando en 2009 había cuatro), ni con palangreros de fondo de pesquerías comunitarias (antes había dos) y tampoco con palangreros de fondo del caladero nacional (hace una década había uno).

Causas del descenso

La pérdida de flota es una constante que no se da únicamente en A Coruña, sino que es una tendencia a nivel gallego, nacional y mundial. La Consellería do Mar señala que esto se debe, sobre todo, al establecimiento de planes de gestión "destinados a salvaguardar la sostenibilidad de la pesca en la mayoría de los caladeros" en los que faena la flota gallega. Aunque fuentes del departamento dirigido por Rosa Quintana añaden a este descenso las elecciones que toman los armadores a la hora de prescindir de un barco. "La decisión sobre la venta, desguace o traslado de una embarcación a otro puerto o a otro país corresponde a sus propietarios, que optan por de decisión que más le conviene en cada caso", concreta la consellería.

Sin embargo, a pesar de perder una cuarta parte de su flota, la cantidad de pescado y marisco descargado en el puerto coruñés crece anualmente, igual que el volumen de negocio generado por su venta. Al cierre del pasado año la lonja coruñesa subastó 40.146 toneladas de productos del mar, mientras que en 2009 la cifra había sido de 37.283 toneladas. En cuanto a la facturación, en 2018 se ingresaron 78,3 millones de euros, por los 75,3 de hace una década.

"Desde 2009 las cuotas de Galicia en el Cantábrico Noroeste y en Gran Sol casi se duplicaron con 118.000 toneladas más a pesar de perder flota", sostiene la Consellería do Mar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook