08 de enero de 2020
08.01.2020

La campaña del pulpo deja una caída del 30% en la facturación en las lonjas gallegas

Los puertos de la comunidad ingresaron 8,8 millones de euros por la subasta de 1.200 toneladas de la especie || El muelle de A Coruña, el segundo que más pulpo descargó

07.01.2020 | 22:26
Dos pescadores descargan pulpo en una lonja gallega para su subasta.

La flota gallega de artes menores captura pulpo desde el pasado 1 de julio. A cierre del mes de diciembre (el sexto de la campaña), las lonjas de Galicia registran peores números que hace un año. Caen tanto las descargas de este cefalópodo como la facturación generada por su comercialización, aunque este apartado es el más afectado. Los centros de primera venta de la comunidad ingresaron entre julio y diciembre 8,8 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2018 la cifra superaba los 12 millones de euros, una caída del 28%, según los datos provisionales consultados en la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar.

La cantidad de pulpo que se descargó en estos seis meses en los puertos gallegos cayó un 9,5% ya que en lo que va de campaña los pescadores capturaron 1.198 toneladas de la especie por las más de 1.300 toneladas extraídas en el mismo periodo de 2018. Otro aspecto que se vio disminuido fue el valor medio de este cefalópodo. Hace un año el precio medio del recurso superaba los nueve euros, mientras que en actualidad el kilo ronda los 7,3 euros, algo llamativo ya que lo habitual cuando hay menos oferta es que los precios aumenten por la demanda. El sector pesquero señala que esta particular situación está relacionada con la entrada de pulpo de otros caladeros, como Marruecos o Mauritania.

Ingresos por lonja

La rula gallega que más volumen de negocio generó por la subasta de este cefalópodo en lo que va de campaña fue la de Ribeira. Entre julio y diciembre el centro de primera venta ribeirense facturó dos millones de euros, una caída de apenas el 4% en comparación con 2018, cuando habían ingresado 2,13 millones de euros. El puerto de la capital de O Barbanza descargó en estos seis meses 268 toneladas de la especie por las 223 toneladas del anterior ejercicio, un aumento del 20% que rompe con la tendencia general en Galicia. Como consecuencia, el precio medio del pulpo cayó dos euros ya que en 2018 el kilo estaba a 9,6 euros y en la actualidad ronda los 7,6.

La segunda lonja que más facturación generó por la subasta de pulpo fue la de A Coruña, cantidad que ascendió a los 1,1 millones de euros, un 32,4% menos que en el mismo periodo de tiempo que hace un año, cuando los ingresos superaron los 1,6 millones de euros. El pulpo comercializado en el centro de primera venta coruñés rozó las 156 toneladas por las 185 toneladas de 2018, un descenso del 16%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook