10 de febrero de 2020
10.02.2020

Un pescador de O Grove muere tras caer al mar desde el barco en Ons

Luis Vidal Bea faenaba en el 'Tucán Dous' y deja viuda y dos huérfanos || El patrón se echó al agua, llegó al cuerpo y evitó que se hundiese

10.02.2020 | 00:17

Un pescador de O Grove falleció ayer tras caer del barco en el que trabajaba, a unas dos millas al norte de la isla de Ons. El hombre, de unos 50 años de edad, deja viuda y dos hijos huérfanos, ambos mayores de edad. En el mismo accidente, el patrón y armador del buque tuvo que ser ingresado en el hospital a consecuencia de una hipotermia, si bien se encuentra estable y su vida no peligra.

Las condiciones del mar no eran buenas ayer, debido al viento y el oleaje, pero la práctica totalidad de la flota de O Grove salió temprano para largar los miños, aparejos con los que se capturan por ejemplo los centollos.

Una de las embarcaciones que salieron a trabajar fue el Tucán Dous, que es uno de los barcos más grandes del puerto grovense, con sus 15 metros de eslora. En torno a las once de la mañana se encontraban entre las islas de Ons y Sálvora, y fue ahí donde Luis Vidal Bea se cayó al mar, presuntamente desde la popa y mientras largaba el aparejo. Al verle, el patrón y armador del barco, Santiago Domínguez, se echó al agua con un aro de salvamento, mientras el tercer tripulante se hizo cargo del gobierno de la nave. El patrón logró llegar hasta su compañero, y evitó así que se hundiese o se alejase con la corriente. Sin embargo, el mal estado del mar impidió que se aproximase a ellos en condiciones de seguridad el Tucán Dous, por lo que no pudieron subir a bordo.

Entre tanto, el tercer tripulante había dado aviso a Salvamento Marítimo, que movilizó a su vez al helicóptero Pesca I, del servicio de Guardacostas, al tiempo que alertaba a otro pesquero de O Grove, el Chubasco Tres, para que acudiese en auxilio de los náufragos, ya que encontraba a unas dos millas de distancia del Tucán Dous.

Pero las condiciones en el mar impedían subir a los pescadores a bordo, por lo que finalmente fueron rescatados por el helicóptero, sobre las 11.30 horas. Testigos presenciales indican que mientras el patrón parecía estar bien, el pescador que había caído en primer lugar ya salió inconsciente. Para entonces, ambos habían pasado más de un cuarto de hora en el mar.

El helicóptero de los Gardacostas se dirigió inmediatamente con los dos hombres al hospital Álvaro Cunqueiro, de Vigo, pero Luis Vidal Bea murió antes de ser ingresado. Santiago Domínguez, por su parte, fue atendido en la unidad de reanimación, debido a la hipotermia que sufría, si bien se encontraba estable, y fuera de peligro.

El tercer tripulante amarró la embarcación al muelle de O Grove poco después de las 12.30 horas, a donde llegó escoltado por el Chubasco Tres y otros barcos del enmalle. Falta por determinar, a la espera de escuchar la declaración del patrón y el tercer tripulante, por qué cayó al agua el fallecido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook