13 de abril de 2010
13.04.2010
Eume

Una mina de críticas

Unas 7.000 personas integran un grupo de Facebook que rechaza la mina de andalucita de As Pontes por los graves daños que ocasionaría al parque natural As Fragas do Eume

13.04.2010 | 12:40
Dos personas observan el río Eume a su paso por As Fragas. / l. o.

No son solo los ecologistas los que denuncian los graves daños que la mina de andalucita promovida por la empresa Picobello Andalucita SL en As Pontes ocasionaría en el parque natural de As Fragas do Eume y en el río Belelle sino que cerca de 7.000 personas forman parte de un grupo de Facebook que está en contra de este proyecto. En esta página de la red social ya se habla de movilizaciones e incluso de la creación de una plataforma con el objetivo de evitar que se produzca un atentado ecológico en el bosque eumés

El visto bueno de la Consellería de Medio Ambiente a la mina de andalucita promovida por la empresa Picobello Andalucita SL en el Concello de As Pontes ha suscitado numerosas críticas, tanto de colectivos ecologistas como de personas a nivel particular que temen por el futuro de As Fragas do Eume, ya que la explotación se situaría a escasos cincuenta metros del parque natural al que, aseguran, ocasionaría graves daños.

De hecho ya son más de 6.600 los opositores a este proyecto que se han unido a un grupo de la red social Facebook que lleva por nombre Non á mina de andalucita nas Fragas do Eume y en la página son muchos los miembros que apuestan por llevar a cabo movilizaciones y crear una plataforma para luchar contra este proyecto.

Los ecologistas temen también por el futuro del parque natural así como del río Belelle, del que vaticinan su desaparición, además de la disminución de la calidad de sus aguas, con las que se abastece al Concello de A Capela y a la parte alta de Fene y Cabanas. También los ayuntamientos de Neda y Ferrol se nutren de sus aguas.

La indignación tanto de las asociaciones verdes, entre las que destacan Adega, Fusquenlla, Federación Ecoloxista Galega o Guerrilleiros das Fragas, como de los integrantes de esta página web es más que palpable y acusan a la Xunta de favorecer un proyecto empresarial en perjuicio del medio ambiente. Además rechazan el argumento de la creación de doscientos puestos de trabajo. "Pan para hoy y hambre para mañana", afirman.

Advierten también de las nefastas consecuencias que conllevará la extracción de andalucita del monte Fontardión, mina cuya zona de explotación ocuparía 277.016 metros cuadrados situada sobre una fraga autóctona de 25 hectáreas que, según denuncian diez asociaciones ecologistas en un comunicado, desaparecería de llevarse a cabo la explotación de este mineral, que se caracteriza por su escasez y su gran resistencia a las altas temperaturas sin deformarse, por lo que es utilizado, por ejemplo, para la construcción de altos hornos. Picobello Andalucita SL intenta desde hace más de una década conseguir todos los permisos necesarios para extraer andalucita en As Pontes. Con capital inglés y surafricano, la empresa tuvo que modificar su proyecto y reducir su ámbito de explotación, tras lo que obtuvo en octubre de 2009 un informe positivo de la Dirección General de la Naturaleza y en febrero de este año la Declaración de Impacto Ambiental favorable de la Xunta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook