15 de mayo de 2010
15.05.2010

Tras la pista del globo de Betanzos

Velloso Gestión Creativa recurre al aerostato de papel y los personajes de Untia y Tiobre para desarrollar el último proyecto educativo y cultural del Concello

15.05.2010 | 13:20
Equipo de Velloso Gestión Creativa, ayer, junto a la alcaldesa y la edil de Servizos Sociais. / la opinión

Betanzos amanece con una sorprendente noticia: ha desaparecido el globo de papel. La ciudad se queda sin uno de sus principales símbolos hasta que descubre que lo han robado dos niños, Tiobre y Untia, para iniciar un viaje por el mundo. Los hermanos Naveira intentan, sin éxito, seguirles los pasos. Ese es el argumento que permitirá a los escolares brigantinos conocer un poco mejor el patrimonio y la historia de la localidad, así como de otras ciudades del mundo, a través de una iniciativa con la que aprenderán jugando

Uno de los principales símbolos de identidad de Betanzos es su globo de papel y a él ha recurrido Velloso Gestión Creativa para desarrollar el último proyecto educativo y cultural del Concello. Al aerostato y a los orígenes de la ciudad: el castro de Untia y la parroquia de San Martiño de Tiobre, donde se encuentra Betanzos O Vello.

Los responsables de la firma han creado los personajes de Untia y Tiobre, un niño y una niña que deciden robar el globo e iniciar un recorrido de 77 días por el mundo que les llevará hasta 77 ciudades vinculadas de alguna forma a Claudino Pita Pandelo, el principal responsable de que el aerostato se eleve cada año, desde 1875, durante las fiestas en honor a San Roque y del que se cumplen precisamente 77 años de su fallecimiento.

Por si la historia no contase ya con pocos elementos brigantinos, a Untia y Tiobre los siguen, al igual que en Tintín hacían los gemelos Hernández y Fernández, los hermanos García Naveira, Juan y Jesús. Son el pintor Raúl Velloso -autor de la ilustración de Untia y Tiobre- y Mario López, que se sorprenden de que los niños los reconozcan "a la primera" ataviados con sus gorros, bigotes y gafas.

Untia y Tiobre también visitarán en su viaje por el mundo las ciudades con las que está hermanada Betanzos: la italiana Collepasso y la francesa Pont-l'Abbé, en el finisterre bretón, pero está previsto que regresen a la Ciudad de los Caballeros unos dos días antes del lanzamiento del globo. De hecho, Concello y creativos pretenden que el proyecto no finalice con el curso y se prolongue de alguna forma hasta agosto.

Esta es, resumida, la historia que el equipo de Velloso ha comenzado a contar a los escolares de la localidad, empleando para ello vídeos y proyecciones. Además, han ideado tres talleres para completar el proyecto: uno de Mail Art, un movimiento de intercambio y comunicación a través del correo tradicional; otro de ilustración de 77 globos gigantes que soltarán el último día y un tercero en el que los alumnos elaborarán un blog en internet.

A través de los niños, Velloso Gestión Creativa pretende llegar también al resto de la población, "como en el flautista de Hamelín". "Empleamos el humor y la intriga. Desaparece algo y cuando algo desaparece, se le da valor. La población busca alternativas, pero no les satisfacen y ahí entramos a analizar por qué algo es o no patrimonio. Luego resulta que el globo no desaparece, sino que se va a ir por el mundo y nace un movimiento por la recuperación del globo de Betanzos", explica Mario.

La alcaldesa, María Faraldo, quiso destacar ayer, durante la presentación del programa, el "interés" de un proyecto "que gusta a profesores y alumnos y con el que los niños aprenden jugando". "Hay un globo que desaparece y que hay que buscar en el Museo das Mariñas o detrás del sepulcro de Fernán Pérez de Andrade. Aprenden historia, geografía...", subrayó.

También anunció que sopesa recuperar el concurso por el que se escogía un dibujo de los realizados por los más pequeños para plasmar en el globo, con la intención de que haya "futuros dibujantes" del aerostato y no se pierda así la tradición.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook