23 de octubre de 2010
23.10.2010
La Opinión de A Coruña
Oleiros

Inspección de Trabajo sanciona a la APA del Rabadeira por tener monitores sin contrato

El organismo ordenó a la asociación de padres de alumnos del colegio que abonase 28.000 euros por las cotizaciones a la Seguridad Social sin pagar por los trabajadores

23.10.2010 | 02:00
Actividad de judo en el colegio de A Rabadeira de Oleiros

La Inspección de Trabajo abrió un acta sancionadora a la Asociación de Padres de Alumnos (APA) del colegio A Rabadeira de Oleiros por tener a monitores de sus actividades extraescolares sin contrato. La inspección se efectuó el pasado mes de junio tras una denuncia.

Trabajo dio de alta de oficio este verano a diez monitores como contratados laborales fijos y advirtió de que la APA debía abonar unos 28.000 euros por cuotas a la Seguridad Social sin pagar por estos empleados, junto con los recargos. La entidad presentó alegaciones ante Trabajo y la Tesorería General de la Seguridad Social.

La asociación de padres tenía a estos trabajadores contratados de forma mercantil, es decir, como si fuesen autónomos. El pasado mes de julio Inspección de Trabajo les comunicó que daba de alta, con fecha de septiembre de 2009, a dos monitoras de inglés y en agosto hizo lo mismo con ocho empleados, los responsables de baile, patinaje, judo de primaria y de infantil, fotografía, expresión plástica y corporal y cuentacuentos.

Trabajo ya realizó otra inspección en 2006 y a consecuencia de ello la APA tuvo que contratar a varios monitores como fijos discontinuos. La asociación de progenitores este curso ha tenido que realizar contrato laboral a todos los monitores, excepto a dos que trabajan para una empresa, y equiparar los sueldos de todos ellos.

La APA además de presentar las alegaciones contra la inspección y el acta sancionadora presentó un escrito al Valedor do Pobo en el que defiende que es una entidad sin ánimo de lucro y no una empresa, por lo tanto no ganan dinero.

La asociación de padres señala que su único objetivo es organizar actividades extraescolares para los alumnos, que se costean con las cuotas de los socios y el precio de cada actividad además de las subvenciones de Administraciones.

La APA además considera muy elevados los salarios de los monitores en relación a los que perciben de otras APA.

Una de las altas de oficio que dio Inspección de Trabajo fue a una monitora que llegó para sustituir al profesor de judo de Primaria, después de que fuese suspendido con dos semanas de empleo y sueldo (aunque dos semanas después ya la daba de baja), lo que éste impugnó, sin que finalmente hubiese acto de conciliación en el Servicio de Mediación y Arbitraje (SMAC).

Tres monitores de la APA además denunciaron la desaparición o reducción en la duración de tres actividades que el curso pasado tuvieron poca demanda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook