15 de marzo de 2020
15.03.2020
HYUNDAI I10

Un coche pequeño, pero muy «MOLÓN»

El nuevo utilitario destaca por su diseño, espacio interior y vanguardista tecnología

15.03.2020 | 00:29

Hyundai lanza el nuevo i10 con una imagen totalmente renovada, con el interior más espacioso del segmento, con motores súper eficientes, y con tecnología de vanguardia para ofrecer el máximo nivel en seguridad, conectividad e infoentretenimiento.

Lo primero que llama la atención del nuevo utilitario de la firma coreana es su aspecto. La longitud mantiene los 3,67 metros de su predecesor, pero es más ancho y bajo, con 1,68 y 1,48 metros respectivamente, lo que le otorga una imagen más deportiva. Estas dimensiones, junto con unos grupos óptimos más voluminosos y elevados, un capó con una línea descendente más marcada y provisto de tensas nervaduras, y una zaga musculosa con el pilar C bien definido, se logra un aspecto imponente para un coche de su tamaño.

Y lo mejor de todo es que esta optimización estética se ha logrado sin sacrificar la habitabilidad y capacidad de carga. De hecho, el Hyundai i10 es el único de su segmento con cinco plazas reales y homologadas, y con un maletero de 252 litros. Más allá del espacio, hay que destacar la calidad de los materiales empleados en el habitáculo y el generoso equipamiento, incluso en su acabado de acceso. Está disponible en cuatro versiones: Essence, Klass, Tecno y Style, y en el mes de mayo se iniciará la comercialización de la serie deportiva N Line.

El Hyundai i10 cuenta con elementos inusuales en su segmento, como el asistente de colisión frontal y detección de peatones, luces automáticas, control del cambio involuntario de carril, detector de fatiga o alerta de marcha del vehículo delantero, entro otros. También está a la vanguardia en conectividad, con la compatibilidad total de Apple CarPlay y Android Auto, y la utilización del sistema Bluelink de Hyundai, a través de una gran pantalla de 8 pulgadas.

Tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Hyundai i10 por las calles de Madrid, y las primeras impresiones han sido muy positivas, a pesar de no haber hecho una prueba excesivamente larga en lo que a kilómetros se refiere. Su primera característica es la de la maniobrabilidad. Debido a sus dimensiones, y a su amplio radio de giro, nos permite meter el coche por las calles más insospechadas, con los beneficios que ello nos reporta. Como probamos la versión tricilíndrica de 67 CV de potencia, los resultados en lo que a consumo se refiere fueron extraordinarios.

Por lo que respecta a los propulsores, está disponible con dos motores muy eficientes. El MPi de 1.0 litros y 3 cilindros entrega 67 cv de potencia y 96 Nm de par. El MPi de 1.2 litros y 4 cilindros llega a los 84 cv potencia y 118 Nm de par. Ambos motores pueden ir asociados a una caja manual de cinco relaciones o a una manual automatizada, también de cinco velocidades. A partir de marzo llegará la versión i10 NLine, que montará un propulsor de hasta 100 caballos de potencia.

El Hyundai i10 y está en los concesionarios, y la gama de precios parte de los 14.250 euros para el acabado Essence, para finalizar en los 20.245 euros de la Style de 87 cv. A estos precios hay que descontarle las campañas vigentes en el momento, y que ahora mismo es de 3.500 euros, con lo que el precio de partida es de 10.650 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook