La limpieza y el cuidado de todos los vehículos es fundamental para que puedan seguir utilizándose durante muchos años. Limpiar regularmente el exterior y el interior del vehículo hace que parezca nuevo durante más tiempo y además, tiene muchos beneficios a largo plazo. Si hace un tiempo te contamos cómo limpiar el exterior del coche de forma rápida y completa; ahora ha llegado el momento de contarte los cinco pasos que debes seguir para dejar tu furgoneta camperizada como nuevafurgoneta camperizada, según Indie Campers. Gracias a estos consejos podrás prolongar la vida útil de la pintura y el metal de tu camper, ayudando a prevenir el óxido o la corrosión.

Las campers y autocaravanas son perfectas para vivir aventuras, por lo que es habitual que acumulen suciedad, polvo y mugre. Si tras finalizar el viaje no retiras toda esa suciedad, grasa y polvo, es muy probable que el exterior del vehículo se dañe con el paso del tiempo. De hecho, si dejas que la pintura se seque y se agriete, entrará agua y se formará óxido; y debes saber que es mucho más difícil tratar el óxido posteriormente, que evitar que se forme desde un principio.

Para limpiar el exterior de tu furgoneta camper o autocaravana, lo más recomendable es hacerlo a mano. "Nunca laves el exterior de tu autocaravana entrando en un túnel de lavado. Hacerlo puede causar daños a tu autocaravana, ya que el agua puede entrar a través de las parrillas del refrigerador, las rejillas de ventilación de gas y las campanas extractoras o de ventilación", explican los expertos de Indie Campers.

Además, antes de iniciar el proceso de limpieza de tu furgoneta camper, debes asegurarte de haber aparcado en un entorno adecuado. Te aconsejamos que limpies el exterior del vehículo en un día seco y nublado, para que el sol no haga que las gotas de agua se sequen en la pintura. Si no es posible, lo mejor es que estaciones la camper a la sombra. El objetivo de la limpieza del vehículo es eliminar la grasa, la suciedad y el polvo y además, aplicar una capa de cera a la pintura para que no se seque y se agriete.

1. Enjuaga la furgoneta camper

En primer lugar, debes enjuagar todo el exterior de la camper. Este paso es muy importante para eliminar todos los fragmentos de granilla, tierra y arena que hay sobre el vehículo. De este modo, evitarás que se raye la pintura cuando vayas a frotar la furgoneta. Para lavar el exterior del vehículo puedes emplear una manguera de alta presión o un cubo de agua, cualquier cosa que retire con suavidad los trozos de arena y gravilla.

2. Limpia el techo de la camper

El siguiente paso consiste en limpiar el techo de la camper. Siempre es aconsejable empezar desde arriba y trabajar hacia abajo para evitar ensuciar las zonas de la furgoneta que ya has limpiado. Para limpiar el techo cómodamente utiliza una escalera y asegúrate de emplear un par de zapatos o botas con un buen agarre en las suelas para evitar resbalarte. Por cierto, nunca camines sobre el techo de la furgoneta camper o autocaravana, puesto que no están diseñados para soportar peso y hacerlo podría causar daños en el vehículo.

En primer lugar, debes retirar toda la suciedad del techo con la ayuda de un cepillo de limpieza de cerdas suave o un guante de fideos. Para eliminar fácilmente la suciedad y la grasa del techo puedes agregar crema de limpieza para automóviles o un poco de champú para automóviles a tu mezcla de agua. Cuando la suciedad se haya soltado, debes volver a enjuagar la camper.

Según Indie Campers, no es recomendable emplear una esponja de fregar para limpiar el exterior del vehículo, pues los trozos de suciedad pueden alojarse en los poros y hacer que se raye la pintura.

3. Lava los paneles laterales de la camper

La limpieza de los paneles laterales de la camper es muy parecida a la limpieza del techo. Para limpiar los paneles lo mejor es utilizar un pincel suave o un guante de fideos. Evita utilizar una esponja, ya que puede rayar la pintura. Acuérdate de agregar un poco de champú de limpieza de automóviles a la mezcla de agua para obtener un mejor resultado.

Inicia el proceso desde la parte superior de los paneles laterales y trabaja siempre hacia abajo. Cuando hayas acabado de limpiar los paneles laterales, puedes enjuagar el champú y secar el vehículo con un paño de cuero o gamuza sintética. De este modo, evitarás que el agua se seque en la pintura y deje una marca de agua.

Por último, cuando la camper esté totalmente seca, debes aplicar una capa de cera a la pintura para evitar que se seque y se agriete. En el mercado existen muchos tipos de cera para automóviles, pero por regla general, la cera dura que viene en una lata suele ser de mejor calidad y más duradera. Su único inconveniente es que tardarás más tiempo en aplicarla que si optas por una solución de cera líquida.

4. Limpia las ventanas y los espejos de la camper

Es muy importante que limpies las ventanas y espejos de la camper con regularidad para obtener una visibilidad óptima en todo momento. Para ello, asegúrate de que no haya arena o suciedad en la superficie y, a continuación, limpia cada una de las ventanas y espejos con la ayuda de un paño de microfibra y una solución de agua tibia y limpiados de vidrios. Cuando se hayan semisecado y empiecen a aparecer manchas blancas, púlelas con un paño de cuero o una gamuza sintética.

5. Limpia las ruedas y los neumáticos de la camper

Para acabar la limpieza de tu furgoneta camper, debes encargarte de las ruedas y los neumáticos, cuyo cuidado es fundamental para prolongar la vida útil del vehículo y mejorar la función de los frenos. Para dejar como nuevas las cubiertas de las ruedas, debes frotarlas con un cepillo de limpieza de ruedas que no raye. Por último, para eliminar el polvo y la suciedad que se acumula en los frenos, puedes rociarlos con un limpiados de ruedas en aerosol.

Gracias a estos cinco sencillos pasos disfrutarás de una furgoneta camperizada limpia y brillante durante más tiempo. Por otro lado, si te interesa saber cómo limpiar la tapicería del coche según el tipo de material, puedes hacer a través de este enlace.