Con la llegada del frío es habitual encontrarnos los cristales del coche empañados por la mañana. Si dejas tu coche aparcado en la calle, sabrás de lo que estamos hablando y, seguramente, en más de una ocasión habrás recurrido a diversos trucos para desempañarlos. Algunos de ellos no son los más adecuados, por eso en las siguientes líneas encontrarás los mejores consejos para desempañar los cristales de tu coche.

Los coches nuevos vienen con un botón específico destinado a la tarea de desempañar los cristales. Con este dispositivo los efectos son inmediatos y el conductor logra visibilidad al momento.

Aire acondicionado

En caso de no contar con este botón, la mayoría de vehículos que hay actualmente en circulación disponen de aire acondicionado. En esos casos, lo más recomendable para desempañar los cristales es poner el aire acondicionado al máximo y dirigir la salida de aire hacia arriba.

Otro truco para desempañar los cristales del coche, sobre todo en invierno, es permanecer unos minutos con el coche encendido antes de iniciar la marcha. Lo recomendable es esperar hasta que el motor empiece a calentarse.

Para evitar que los cristales se empañen durante la marcha lo mejor es mantener una temperatura en el interior del vehículo que no supere los 20 grados.

Prácticas a evitar

Aunque sea un gesto de lo más habitual, la limpieza con un trapo o pasar la mano por el cristal para retirar la humedad no es nada recomendable. De esta manera, solo conseguiremos desempeñar los cristales del coche por un tiempo limitado y, además, removeremos el polvo del cristal y no haremos más que mancharlo.