Meses después de la entrada en vigor la nueva ley de Tráfico todavía seguimos descubriendo posibles multas por gestos que tenemos asumidos como cotidianos durante la conducción. Uno de los que más a sorprendido es el uso de los soportes para colocar el móvil.

Según recoge la nueva norma, no todos los soportes se puede utilizar para colocar el teléfono móvil. Ahora quedan fuera los soportes que se sujetan mediante una ventosa al cristal. Desde hace un mes ya no es posible utilizarlos porque entorpecen el área de visión del conductor y la atención permanente a la carretera. De hecho su uso podría acarrearnos una multa de 100 euros y la pérdida de hasta 6 puntos en el carné de conducir.

Soporte con ventosa para el móvil

Soporte con ventosa para el móvil Blackzheep

Los únicos soportes que acepta la DGT son aquellos que se colocan por debajo de la zona de visión del conductor. Es decir, los que van sujetos a la ranura para reproducir CD o al cuadro multimedia del centro del salpicadero.

Cabe recordar que desde la puesta en marcha de la nueva normativa ya ni está permitido coger el teléfono con la mano aunque no se use, ya que la sanción será de unos 200 euros y la pérdida de hasta 6 puntos en el carné de conducir. Tampoco está permitida la manipulación del teléfono o GPS durante la marcha aunque esté bien colocado en uno de estos accesorios.