Así está la antigua prisión provincial por dentro