Capilla ardiente de José Luís Meilán Gil en el rectorado