La policía italiana irrumpió en una reunión de supuestos mafiosos de la Camorra napolitana en una localidad próxima a Nápoles y detuvo al prófugo Raffaele Maccariello, considerado uno de los jefes del sanguinario clan de los Casalesi.

La operación, en la que colaboró el Ejército italiano y se empleó incluso un helicóptero, llevó en la localidad de Casal di Principe (sur de Italia) al arresto de cinco personas, entre ellas el propio Maccariello, después de que intentaran escapar de los agentes sin éxito. La reunión se celebraba en la casa de Gaetano Cerci, marido de una sobrina del mafioso Francesco Bidognetti, jefe del homónimo clan de la Camorra. Precisamente, en el encuentro había tres supuestos miembros del clan Bidognetti.

Maccariello está considerado uno de los cien prófugos más peligrosos de Italia y uno de los más importantes exponentes del clan de los Casalesi, cuyas actividades desentraña en el libro Gomorra, del escritor napolitano Roberto Saviano, amenazado de muerte por la mafia. Los arrestos se produjeron poco después de que el martes la policía italiana detuviera en Nápoles al prófugo mafioso Vincenzo Acanfora, considerado jefe de otro clan.