En el país al menos 27 personas han muerto en varios enfrentamientos entre topas gubernamentales y milicias rebeldes. Se produjeron intensos combates entre los soldados de AMISON y milicianos de Al Shabab, grupo al que EEUU vincula con Al Qaeda, cuando las tropas internacionales ocuparon el edificio Gashandhiga, antiguo Ministerio de Defensa, que los rebeldes habían convertido en su principal base en el sur de Mogadiscio.

Residentes en la zona informaron a Efe que tras ocupar el edificio, las tropas de la Unión Africana (UA) tomaron el control del cruce de Ifka Halan, que une la parte sur con el norte de Mogadiscio.

En un aparente intento de ampliar su control en el sur de la capital somalí, la AMISOM, compuesta por unos 4.500 soldados de Burundi y Uganda, se situaron también en la carretera de Wrshadaha, la principal del suroeste de la capital.

En los enfrentamientos, ambas partes utilizaron artillería pesada y morteros, que alcanzaron diversas partes de la ciudad.

Yusuf Alula, un residente en la zona de los combates, dijo a Efe que "intercambian un fuego muy nutrido. Estamos encerrados en nuestras casas. No sé cuantos muertos puede haber, pero el enfrentamiento es muy duro".

Los servicios de socorro de Mogadiscio, consultados por Efe, aún no han informado de víctimas.

Pese a esto, el portavoz de las fuerzas de la UA, Berigye Ba-Hoku, negó a los periodistas que sus soldados combatan a Al Shabab: "No hay enfrentamientos. Nuestras fuerzas vigilan algunas áreas para prevenir ataques".

Según él, el envío de las fuerzas a otras zonas de la ciudad son "unas maniobras", mientras el portavoz de Al Shabab, Sheikh Ali Mohamud, aseguró a Efe que "nos han atacado. Lo condenamos, pues es una agresión al pueblo de Somalia", dijo, al tiempo que clamaba "venganza".

Por otro lado, al menos 27 personas resultaron muertas en enfrentamientos entre milicias y tropas gubernamentales y combatientes rebeldes de grupos radicales islámicos.

En el sur, en la localidad de Balad Hawo, en la región de Gedo, al menos doce personas resultaron muertas al recuperar Al Shabab la localidad, que el lunes pasado fue ocupada por la milicia pro gubernamental de musulmana sufí de Ahlu Sunna.

"Hemos visto los cuerpos esta mañana. La mayoría resultaron muertos durante la madrugada por Al Shabab y presumimos que pertenecen a la milicia de Ahlu Sunna", dijo a Efe por teléfono Hared Ismail, un periodista de una radio local.

Entre los muertos, según Ismail, está el anciano líder tribal Omar Yarow, que apoyó a Ahlu Sunna.

En Bulo Burte, en la región de Hiran, al menos quince personas muertas, la mayoría combatientes, cuando tropas gubernamentales atacaron a los milicianos de Al Shabab con intención de tomar el control de la ciudad.

En la tarde de este jueves proseguían los combates en la localidad, por lo que el número de víctimas podría aumenta, según dijeron a Efe por teléfono residentes en Bulo Burte, que pidieron el anonimato.

Fuerzas partidarias del Gobierno del presidente Sharif Sheikh Ahmed, respaldado por la comunidad internacional, llevan a cabo desde hace unos días ataques contra Al Shabab y sus aliados en varias zonas del sur y centro del país, cerca de las fronteras con Kenia y Etiopía.

Soldados etíopes han ocupado la ciudad somalí de Baladweyn, 350 kilómetros al norte de Mogadiscio y a 28 kilómetros de la frontera, según fuentes locales, que han señalado que los soldados de Addis Abeba han ocupado el aeropuerto con intención de facilitar los suministros a la tropas pro gubernamentales de Somalia.

Somalia vive en el caos y sin un Gobierno central efectivo desde 1991, cuando fue derrocado el dictador Mohamed Siad Barré y los clanes tribales y milicias radicales islámicas se dividieron el territorio.

El país se encuentra en estos momentos en la peor crisis humanitaria de su historia con, más de 4 millones de personas, la mitad de su población, con necesidad de ayuda humanitaria urgente para sobrevivir.