El régimen comunista norcoreano reabrirá también el canal de comunicación de Panmunjom para que una delegación de su país viaje a Seúl con motivo del funeral de Estado del ex presidente de Corea del Sur y Nobel de la Paz Kim Dae-Jung.

Ambas restricciones fueron adoptadas por Corea del Norte el pasado 1 de diciembre de 2008, cuando limitó al mínimo el flujo fronterizo con Corea del Sur en plena escalada de tensión entre ambos países.

Desde ese día Corea del Norte obligó a restringir el paso de los trabajadores surcoreanos que operan en el complejo industrial norcoreano de Kaesong, cortó la línea telefónica directa entre ambos países a través de Panmunjom y suspendió la línea ferroviaria intercoreana.

Los anuncios de hoy se producen un día antes de que una delegación norcoreana viaje a Seúl para asistir al funeral del ex presidente Kim Dae-jung, símbolo de la reconciliación entre las dos Coreas.

Además, a principios de esta semana Corea del Norte se comprometió a facilitar la reanudación de los encuentros entre las familias coreanas separadas por la guerra en las instalaciones norcoreanas del monte Kumgang.

Hoy mismo, la Cruz Roja surcoreana propuso a Corea del Norte un encuentro para reiniciar esas reuniones familiares, que comenzaron tras la histórica cumbre intercoreana de 2000 entre el líder norcoreano, Kim Jong-il, y el entonces presidente surcoreano, Kim Dae-jung.

Este domingo se celebrará en Seúl un funeral de Estado por Kim Dae-jung, presidente de Corea del Sur entre 1998 y 2003, un mandato durante el cual impulsó la reconciliación en la península coreana y poner fin a la división entre las dos Coreas, algo que no consiguió pero que le valió en 2000 el Premio Nobel de la Paz.