El próximo día 31 arrancará la campaña para las elecciones del 29 de noviembre.

El llamamiento a los hondureños es que "masivamente vayamos a las urnas, para que expresen su voluntad, digan a quién quieren como presidente" a partir del 27 de enero de 2010, dijo el ministro de la Presidencia, Rafael Pineda.

"Hay candidatos de todos los tipos y colores" para elegir, declaró Pineda a los periodistas en la Casa Presidencial, al calificar de "una barbaridad" y "una tropelía" que Zelaya y sus seguidores pretendan que la comunidad internacional desconozca los comicios.

Si las elecciones se celebran sin que Zelaya sea restituido no se superará la crisis causada por su derrocamiento, ocurrido el 28 de junio pasado, ni el nuevo Gobierno será reconocido, según el movimiento que respalda al depuesto presidente.

Los candidatos presidenciales con mayores posibilidades de ganar son Elvin Santos, del gobernante Partido Liberal, y Porfirio Lobo, del Partido Nacional, elegidos en primarias en 2008 y cuyos colectivos son los tradicionales y mayoritarios del país.

Además, aspiran a la presidencia Bernard Martínez, del Partido Innovación y Unidad Socialdemócrata; Felícito Avila, de la Democracia Cristiana; César Ham, de UD, y Carlos Reyes, independiente; estos dos últimos partidarios de Zelaya.