El presidente del Congreso del estado mexicano de Guerrero, al sur del país, fue asesinado a tiros por desconocidos a las puertas de su casa. La víctima, Armando Chavarría Barrera, pertenecía al izquierdista Partido de la Revolución Democrática. Al parecer, Chavarría fue tiroteado varias veces por un desconocido cuando salía de su domicilio y subía a su coche, lo que le causó la muerte instantánea.

Además, El Universal informó de que 7.296 personas han muerto a manos del crimen organizado desde que el presidente Calderón suscribió hace un año el Acuerdo Nacional por la Seguridad. La cifra supone 3.500 homicidios más que los registrados el año anterior a la firma del convenio para combatir la narcoviolencia. La cifra de muertes diarias se duplicó desde que entró en vigor el acuerdo, el 21 de agosto de 2008, pasando de 10 a 20 homicidios por día.

Por otra parte, Estados Unidos presentó ayer acusaciones formales contra diez supuestos jefes de bandas mexicanas y otras 33 personas en EEUU y México.