25 de octubre de 2009
25.10.2009

Merkel y los liberales pactan una rebaja fiscal de 24.000 millones en Alemania

Guido Westerwelle será ministro de Exteriores y el veterano Wolfang Schaüble, de Finanzas. La bajada de impuestos se terminará en 2013, al final de la legislatura

25.10.2009 | 02:00
Angela Merkel posa para los fotógrafos junto a los líderes del CSU, Horst Seehofero, y del Partido Liberal, Guido Westerwelle. / efe

Ya hay acuerdo para la formación de un gobierno de coalición en Alemania. Así lo anunció la canciller Angela Merkel, quien compareció públicamente para certificar el pacto entre la Unión Cristiano Demócrata (CDU) y el Partido Liberal Demócrata (FDP). El nuevo Ejecutivo aprobará rebajas fiscales por valor 24.000 millones de euros, con recortes en los impuestos para las empresas y los gravámenes de sucesiones.

"Las conversaciones no siempre fueron fáciles, pero han demostrado que somos serios ante los retos que tenemos por delante y los afrontaremos con valentía y voluntad", afirmó Merkel junto al líder del FDP y futuro ministro de Exteriores, Guido Westerwelle y el líder de la Unión Social Cristiana, partido hermano de la CDU en Baviera, Horst Seehofer..

Sobre la forma de compensar la rebaja de ingresos, ante el enorme déficit que acumula el Estado tras las ayudas al sector bancario y empresarial, Merkel dijo que el Gobierno espera que con estas medidas se impulse la recuperación, lo que rebajaría la necesidad de medidas de consolidación presupuestaria.

El acuerdo prevé que el Ministerio de Finanzas sea ocupado por Wolfgang Schäuble, un veterano de la CDU, una elección que Merkel justificó por que "los retos de este periodo legislativo son extraordinarios". El pacto se forjó tras cuatro semanas de duras negociaciones que llegaron a su fin a las dos de la madrugada de ayer. El nuevo Gobierno empezará a trabajar ya mañana.

En el centro del programa de Gobierno estará la reducción de los impuestos, cifrada en 24.000 millones de euros entre 2010 y 2013. La cifra es sensiblemente superior a los 20.000 millones que pretendía recortar Merkel, pero menor que la que defendían los liberales.

"Si la coalición quiere reducir la deuda desde 2011, además de fuerte crecimiento también necesitará ahorrar", explicó un analista de Unicredit, Andreas Rees, presente en la rueda de prensa de Merkel. "Estos ahorros probablemente deberían ser a gran escala", manifestó.

De hecho, algunos expertos consideran que Merkel retrasará el anuncio de recortes en el gasto público hasta después de las elecciones del estado de Renania del Norte-Westfalia, previstas para mayo de 2010. Si los resultados electorales son malos, el Gobierno podría perder la mayoría con la que cuenta en la Cámara alta (Bundesrat), lo que daría a la oposición la capacidad de bloquear la aprobación de nuevas leyes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook