-¿Por qué se produce la explosión en la central?

-Con el terremoto, parece que se paró la electricidad en la central. Las bombas de refrigeración tienen que seguir sacando el calor, porque sube la temperatura y las válvulas de seguridad se abren. Si aumenta, hay que abrirlo. En una purga. Es el protocolo convencional de una central nuclear. Por eso, puede haber pequeñas fugas de vapor de agua, con material radiactivo.

-Dicen que se vio afectado el tejado, ¿no podrían escaparse elementos radiactivos?

-Es un edificio de contención, que está especialmente destinado, con muchas capas como si fuera una cebolla.A pesar del daño a la estructura exterior, mientras en el interior no haya grietas la gran mayoría de la radiación seguirá contenida.

-¿Y si no fuese así?

-También podría haber sido una fuga incontrolada. Si hubiese sido grande y no lo hubiesen controlado... Parece que fue así y que tuvo un impacto.

-¿Cree que el escape pudo ser incontrolado?

-Yo seguí la de Chernóbil y no supimos qué había pasado hasta ocho días después. Es una industria poco transparente, pero la información está controlada por la IEA. Si la temperatura sigue subiendo se producirían una fusión, que es lo peor. Tienen combustibles metidos en unas varillas y si subiese la temperatura, el combustible se fundiría.

-¿Cómo es ahora mismo de grave?

-La agencia de la energía atómica japonesa lo clasifica con un 4 en una escala internacional (INES) de 0 a 7.

-¿Con qué accidente nuclear podría compararse?

-Los incidentes más graves teniendo en cuenta la Escala Internacional de Eventos Nucleares (INES) han sido el producido en la central de Three Mile Island, en Pensilvania (EEUU) y el de Chernóbil, éste el peor accidente nuclear de la historia. Tardamos días en saber su alcalde. Yo, por su impacto, la compararía con el de Three Mile Island. Pasó fue exactamente lo mismo; no se pudo refrigerar durante dos días.

-¿Cuáles fueron entonces las consecuencias?

-En Three Mile Island no hubo víctimas mortales, pese a que en el momento miles de habitantes fueron evacuados ante la nube radiactiva que se formó, de unos treinta kilómetros cuadrados de la central. Los estudios realizados sobre la población demuestran pocos efectos; un número de personas por debajo de diez podrían haber muertos por cáncer de tiroides, debido a la radiación.

-Tras el seísmo, según el Gobierno nipón, el nivel de radiactividad en la planta 1 alcanzó hasta mil veces su nivel habitual y cerca de la entrada, hasta 70.

-Estarían concentrados los núcleos radiactivos. A diez metros de la puerta de la central, sí se miden, pero se dispersan conforme vas avanzando en el perímetro geográfico.

-¿Y los cuatro trabajadores afectados por la explosión?

-En afectaciones individuales, son impactos locales.

-De haber una fuga, ¿cuánto tiempo podrían estar los materiales radiactivos en la atmósfera y hacia dónde se extenderían?

-En la atmósfera permanecería muchísimo. Los isótopos radiactivos de yodo u otros elementos están años, pero se difunden; es decir, hay niveles más bajos en cada lugar. Por la rotación, se irían hacia el Este; tendría que llegar a México y EEUU , es como el tsunami.

-La canciller alemana Merkel promete revisar todas las centrales nucleares, ¿es una llamada de atención a la inseguridad de estas plantas?

- Es una llamada de tranquilidad a la población. Hay quienes les tienen mucho miedo a estas plantas, pero el problemas son los residuos. En Alemania habían decidido no poner más. Hace dos o tres meses, Merkel dijo que se iba a replantear instalar más centrales y el movimiento verde resurgió con fuerza y de pronto, pasa esto...