12 de octubre de 2011
12.10.2011
40 Años
40 Años
Terrorismo

Clinton pide más medidas para aislar a Irán por su complot

El Gobierno iraní está acusado de haber pagado para asesinar a Al-Jubeir, y atentar contra la embajada de Israel

12.10.2011 | 11:04

La secretaria de Estado, Hillary Clinton, aseguró hoy que EEUU estudiará nuevas medidas para "aislar aún más a Irán de la comunidad internacional", a raíz de su supuesta implicación en el intento de asesinato del embajador saudí.

"Consultaremos con nuestros amigos y aliados en todo el mundo sobre cómo enviar una señal muy fuerte de que este tipo de acción, que viola las normas internacionales, debe terminar", dijo Clinton a los periodistas tras reunirse con el ministro de Asuntos Exteriores de Montenegro, Igor Luksic.

La jefa de la diplomacia estadounidense se pronunciaba así poco después de que el secretario de Justicia, Eric Holder, afirmara que Irán tendrá que rendir cuentas sobre su papel en la trama desarticulada para atentar contra el embajador saudí en Washington, Adel Al-Jubeir.

Clinton no precisó si el Departamento de Estado aumentará sus sanciones contra Teherán, como sí hizo hoy el Tesoro, al prohibir a los estadounidenses cualquier transacción con cinco individuos relacionados con la trama terrorista.

Entre ellos se encuentran Manssor Arbabsiar, ciudadano estadounidense con pasaporte iraní, y Ali Gholam Shakuri, quienes han sido acusados ante un tribunal de Nueva York como cabecillas del complot.

El Gobierno iraní está acusado de haber pagado a ambos alrededor de 1,5 millones de dólares para asesinar a Al-Jubeir, y atentar además contra la embajada de Israel y otros objetivos.

El complot cayó en manos de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) el pasado mayo, cuando Arbabsiar se puso en contacto en México con un informante de esa agencia al que creía miembro de un cártel del narcotráfico.

Los esfuerzos del Gobierno mexicano, la DEA y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) resultaron en el desmantelamiento de la trama, lo que supone un "increíble logro", en palabras de Clinton.

Según los documentos judiciales, Arbabsiar acordó el envío de 100.000 dólares de Teherán a EEUU como pago por el asesinato del diplomático saudí.

Además, se realizaron dos transferencias más de un banco no iraní a la cuenta en un banco no estadounidense de la persona reclutada para llevar a cabo el asesinato.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook