El 82,52 por ciento de los 22.157 gibraltareños con derecho a voto han participado en la elecciones celebradas hoy para elegir al nuevo gobierno de El Peñón y que, según un sondeo de la televisión local GCB, ha ganado la coalición socialista laboralista GSLP-LP que lidera Fabian Picardo.

El sondeo apunta a que el socialdemócrata Peter Caruana, ministro principal de Gibraltar y que gobierna El Peñón desde hace 15 años, habría perdido los comicios y pasaría a la oposición, al obtener el 44 por ciento de los votos, mientras que la coalición que lidera Fabian Picardo habría obtenido el 52 por ciento.

La tercera fuerza, el PDP que encabeza Keith Azopardi, habría obtenido según este mismo sondeo, el 4 por ciento de los votos, porcentaje muy similar a la que obtuvo en los comicios de 2007, cuando obtuvo 3,75 por ciento y se quedó sin representación parlamentaria.

La jornada electoral, que se inició a las nueve de la mañana y ha concluido a las 10 de la noche, se ha desarrollado sin incidentes, con una masiva participación, incluso superior a las últimas dos citas con las urnas y en una jornada marcada especialmente por la expectación sobre quien será el ganador.

El resultado de las elecciones no se conocerán hasta las cinco o las seis de la mañana del lunes, cuando finalice el recuento manual de las papeletas.

El sondeo a pie de urna de la Gibraltar Broadcasting Corporation (GBC) hecho público a las 11 de la noche, una hora después del cierre de los colegios, apuntaba en el mismo sentido que las encuestas publicadas por los medios de comunicación locales antes de las elecciones y que también daban como vencedora a la coalición socialista laboralista que lidera Fabian Picardo.

Según este sondeo, el candidato que más votos ha recabado sería Joseph García, compañero de partido de Fabian Picardo, un abogado de 39 años que se hizo con las riendas del partido en abril de este año, sustituyendo al histórico dirigente socialista Joe Bossano.

En el 2007, en las últimas elecciones en Gibraltar, el sondeo de la televisión gribraltareña se equivocó, ya que apuntó a una victoria del socialista Joe Bossano sobre el socialdemócrata Peter Caruana, que finalmente fue quien ganó los comicios y consiguió su cuarto mandato como regidor de El Peñón.

Así pues, a pesar del sondeo hecho a pie de urna, la expectación sobre los resultados de estas elecciones continuará hasta las cinco o las seis de la mañana, cuando finalice el recuento manual de las papeletas.

Para los tres candidatos lo que si ha quedado claro antes de conocerse los resultados es la madurez de la democracia de la última colonia europea, dada la alta participación que se notaba desde la apertura de las urnas, cuando los gibraltareños ya hacían pequeñas colas para aguardar turno para depositar sus votos.

Así Fabian Picardo señalaba que esta cita con las urnas muestra que Gibraltar es "un ejemplo para la democracia europea".

"Gibraltar demuestra que es una democracia más en Europa, que elige su Gobierno y que tiene su propio parlamento para hacer sus propias leyes, lo que indica el camino y la trayectoria de este pueblo en términos de alcanzar sus aspiraciones políticas", comentaba de su lado Caruana.

Tras ejercer su derecho al voto, Caruana apuntaba que "el desgaste natural" tras cuatro mandatos es "cada vez más difícil de superar" en "un pueblo pequeño como es Gibraltar".

Caruana ha señalado también que sería "irónico" que las razones que han llevado recientemente a cambios en los gobiernos de países europeos fueran trasladadas a Gibraltar, un territorio con un dos por ciento de paro, una actividad financiera en aumento y que no parece sufrir los graves problemas de la crisis económica.

Las campañas de los tres partidos han estado protagonizadas por los asuntos "domésticos" y han mantenido en un segundo plano asuntos como las relaciones con España.

Los tres candidatos, además de defender que su soberanía es "irrenunciable", apuestan por el mantenimiento del Foro Tripartito de Diálogo, en el que, desde el 2004, Gibraltar, Reino Unido y España se sientan al mismo nivel para poner en marcha medidas en favor de la población de un lado y otro de la Verja sin abordar el tema de la soberanía.

El mantenimiento de este Foro dependerá más del nuevo gobierno español ya que el PP, en unas recientes declaraciones del diputado José Ignacio Landaluce, daba por "muerto" este punto de encuentro.

Y en su programa electoral incluía la intención de reanudar las negociaciones con el Reino Unido sobre la soberanía de Gibraltar, interrumpidas en 2002 cuando el Gobierno de José María Aznar estuvo a punto de cerrar un pacto con Londres para compartir la soberanía de la colonia.

En este sentido, Picardo señalaba hoy si gana las elecciones las relaciones con España serán "como siempre, muy positivas" porque ellos tienen "ganas de cooperar con España en todo lo que se pueda cooperar, aunque, como decimos siempre, el tema de la soberanía es un tema aparte para nosotros".