El primer ministro ruso, Vladimir Putin, acusó hoy a la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinto, de desatar las protestas contra el gobierno en el país tras las elecciones del domingo, informó hoy la agencia de noticias Interfax.

El miércoles, Clinton señaló que su país está "gravemente preocupado" por los comicios parlamentarios y llamó a una "investigación completa" de las denuncias de fraude tras la victoria del partido Rusia Unida que lidera Putin y cuya cabeza de lista era el presidente Dmitri Medvedev.

"Ella dijo que los comicios no fueron libres y justos, aunque no había recibido información de los observadores", dijo Putin. "Ello da el tono a algunos políticos de nuestro país, les da una señal. Ellos escucharon esa señal de la secretaria de Estado estadounidense y se pusieron a trabajar", añadió.

Rusia debería aumentar la vigilancia de grupos extranjeros que intentan influir en la política nacional del país y perseguirlos, añadió Putin.

En el pasado, Putin siempre acusó a Occidente de financiar a la oposición y a grupos defensores de los derechos humanos y de instigar la oposición contra el poder estatal.

Además, el primer ministro señaló que la mayoría de los rusos quieren que el país permanezca estable y no apoya las manifestaciones contra el gobierno. "Todos sabemos que hay gente en nuestro país que quiere presionar la situación, como ocurrió en Kirguistán y en Ucrania hace tiempo. Pero nadie quiere el caos", dijo en un discurso ante sus seguidores en Moscú.

Los rusos, alegó, prefieren la estabilidad y entienden que las manifestaciones contra el gobierno vistas en Moscú en los últimos días han estado dirigidas por la oposición con "propósitos maliciosos y cortos de mira", añadió.

Sin trasgredir la ley

Putin agregó que los ciudadanos tienen derecho a manifestarse en las calles pero sin trasgredir la ley, y que de lo contrario las fuerzas del orden deben actuar para que ésta se cumpla.

"Si la gente actúa en el marco de la ley, debe tener el derecho de expresar su opinión, y no debemos limitar estos derechos ciudadanos", dijo Putin, citado por las agencia rusas, en una reunión de consejo coordinador del Frente Popular de Rusia, una organización social creada por él mismo en mayo pasado.

Al mismo tiempo, el jefe del Gobierno recalcó que "si alguien viola la ley, las autoridades y las fuerzas del orden deben exigir que ésta se cumpla con todos los medios legales".