08 de septiembre de 2012
08.09.2012

Obama pide otro mandato para llegar por "un camino difícil a un lugar mejor"

Menciones a la crisis europea pero no a la reforma migratoria en un discurso en el que avisó de que llevará "más que unos pocos años resolver problemas acumulados durante décadas"

08.09.2012 | 05:18
Obama, el jueves por la noche en Charlotte, con su hija Malia. / efe

Barack Obama pidió a los votantes un segundo mandato para llegar a "un lugar mejor" a través de un camino que describió como "difícil". El presidente de EEUU y candidato a la reelección cerró la convención demócrata con un discurso centrado casi exclusivamente en la economía, cuyos problemas, afirmó convencido, "se pueden mejorar".

Su alocución en el Time Warner Cable Arena de Charlotte, ante 20.000 personas, fue más realista y menos ilusionante que la que pronunció en 2008. Así, repasó las dificultades que afronta el país, pero contrastó sus propuestas con las de los republicanos, y planteó medidas concretas para que la economía repunte. "El camino que estoy ofreciendo no es rápido ni fácil (...). No me eligieron para que les dijera lo que quieren oír, sino para que les dijera la verdad. Y la verdad es que llevará más que unos pocos años resolver problemas acumulados durante décadas", dijo Obama.

El candidato quiso transmitir a los votantes que necesita más tiempo para terminar "la misión" iniciada en 2008, como dijo un poco antes de su intervención su vicepresidente y también candidato a la reelección, Joe Biden. Las elecciones de hace cuatro años "no fueron sobre mí. Fueron sobre ustedes. Mis ciudadanos, ustedes fueron el cambio", afirmó Obama, ovacionado varias veces. "Reconozco que los tiempos han cambiado desde que hablé por primera vez en esta convención (2004). Los tiempos han cambiado y yo también. Ya no soy solo un candidato. Soy el presidente", dijo.

Con la economía como principal preocupación entre los votantes, pidió a los estadounidenses que se unan alrededor "de un conjunto de metas para el país" en temas como la industria, la energía, la educación, la seguridad nacional y el déficit.

Además, reveló que tiene "un plan real y alcanzable que dará lugar a nuevos puestos de trabajo, más oportunidades y a reconstruir la economía sobre una base más sólida", con énfasis en esa defensa de la clase media que ha convertido en uno de sus emblemas de campaña.

Obama dedicó buena parte de su discurso, de casi 40 minutos, a criticar las posturas de Romney, especialmente en política exterior. "No llamas a Rusia nuestro enemigo número uno, en vez de a Al Qaeda, a menos que sigas atrapado en la era de la Guerra Fría", anotó Obama en alusión a Romney, a quien tildó de "novato" en política exterior. Y, para hacer valer su experiencia, mencionó la muerte de Bin Laden y el fin de la guerra en Irak, dos de los mayores éxitos de su mandato.

Obama afirmó en su discurso que "la crisis en Europa debe ser contenida". Fue su única mención a Europa en una alocución muy centrada en la economía: "Durante los próximos años, grandes decisiones se tomarán en Washington sobre empleo y economía, impuestos y déficit, energía y educación, guerra y paz". Y detalló: en el sector de la manufactura, el objetivo es crear un millón de nuevos empleos para el final de 2016 y duplicar las exportaciones para 2014. Para el campo energético, Obama propone recortar a la mitad las importaciones de petróleo hasta 2020 y apoyar 600.000 empleos vinculados al gas natural. El candidato no hizo mención alguna a la reforma migratoria, pese a la nutrida presencia de hispanos entre los delegados y la importancia de su voto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook