13 de septiembre de 2012
13.09.2012
Terrorismo

Estados Unidos envía dos buques de guerra a Libia

Washington cree "organizado" el ataque que costó la vida al embajador - Se investiga si Al Qaeda puede estar detrás

13.09.2012 | 10:48
Mujeres libias recuerdan a Stevens y condenan el asesinato.

El gobierno de EE.UU. ha enviado dos buques de guerra a las costas de Libia tras el ataque a su consulado en Bengasi en el que murió el embajador Chris Stevens y otros tres ciudadanos estadounidenses, según informó hoy la cadena CNN.

Los dos barcos, el USS Laboon y el USS McFaul, se sumarán a unos 50 marines estadounidenses que partieron hoy hacia Libia para reforzar la seguridad de las instalaciones diplomáticas de EE.UU. en ese país. Ambos destructores de la Armada están equipados con misiles de crucero, según un alto funcionario militar citado por CNN.

El presidente estadounidense, Barack Obama, explicó hoy en una comparecencia conjunta en la Casa Blanca con la secretaria de Estado, Hillary Clinton, que ha ordenado incrementar las medidas de seguridad en Libia tras el ataque al consulado en Bengasi.

Los 50 marines de la Flota del Equipo de Seguridad Antiterrorista (FAST, por su sigla en inglés) que reforzarán la seguridad de las instalaciones diplomáticas partieron hacia Trípoli, la capital de Libia, desde la base estadounidense de Rota, en el sur de España.

Además, EE.UU. utilizará aviones no tripulados, conocidos como drones, en Libia para buscar campamentos de extremistas y otros objetivos que pudieran estar vinculados con el ataque al consulado en Bengasi, según CNN.

Detrás de los ataques del martes al consulado en Bengasi y a la embajada de EE.UU. en el Cairo, en coincidencia con el undécimo aniversario de los atentados terroristas del 11-S, está en un principio un vídeo que se mofa del islam y caricaturiza al profeta Mahoma.

La hipótesis de que el ataque contra el consulado estadounidense en Bengasi fue planeado con antelación cobró fuerza este miércoles tras la reconstrucción de los hechos, mientras el Gobierno de Barack Obama decidió extremar la seguridad con el envío de 50 marines y dos buques de guerra a Libia.

En un principio se pensó que detrás del ataque al consulado en Bengasi y a la embajada en EE.UU. en El Cairo, ocurrido también el martes pero que no causó víctimas, estaba una película que se mofa del islam y caricaturiza al profeta Mahoma.

Se llama "La Inocencia de los Musulmanes", circula desde julio en internet y su autor ha sido identificado como Sam Bacile, pero persisten las dudas sobre si es un nombre real o un seudónimo y sobre su nacionalidad. Bacile es un israelí-estadounidense residente en California, cineasta y agente inmobiliario, según el diario The Wall Street Journal.

En declaraciones a ese diario desde un lugar no precisado donde se esconde, Bacile defendió su película y sostuvo que el "islam es un cáncer".

Sin embargo, funcionarios estadounidenses y libios han puesto en duda en las últimas horas que la violencia creciera espontáneamente a raíz de la indignación por el tinte antimusulmán de la película y apuntan, al menos en el caso del consulado en Bengasi, a un ataque planeado y organizado.

El Gobierno libio sospecha que detrás del ataque pueden estar simpatizantes del derrocado y fallecido líder Muamar el Gadafi.

Mientras, funcionarios estadounidenses citados por The Washington Post consideran que podría estar implicada una filial de Al Qaeda, aunque las investigaciones están aún en fase preliminar y en manos de la CIA y el FBI.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook