18 de septiembre de 2012
18.09.2012

Asia toma el relevo en la ira contra EEUU por el vídeo de Mahoma

El líder de Hezbolá, que vive oculto desde 2006, reaparece en público para amenazar a Washington . Un muerto en Pakistán

18.09.2012 | 02:00

Varios países de Asia tomaron ayer el relevo en las protestas contra EEUU por el vídeo que se mofa del profeta Mahoma. Graves disturbios en Afganistán, Pakistán, Indonesia e India sucedieron a los violentos asaltos a las embajadas en Libia, Egipto, Yemen, Sudán y Túnez de la semana pasada.

Los incidentes más graves se registraron en Kabul y Warai, una aldea en el noroeste paquistaní, con un muerto y dos heridos por disparos policiales en una manifestación. La víctima mortal de Warai, junto a la frontera afgana, es la primera confirmada oficialmente en Pakistán, después de que el domingo tomaran fuerza las protestas, en particular ante el consulado de EEUU en Karachi, con una treintena de agentes heridos, según la Policía.

En Afganistán, decenas de policías resultaron ayer heridos en el transcurso de violentas protestas en Kabul, en las que participaron un millar de personas. Pese a que los talibanes han llamado a "vengar" el vídeo, hasta ahora, las protestas en Afganistán habían sido pacíficas.

En Alemania, el propósito del partido ultraderechista e islamófobo Pro Deutschland de difundir el vídeo que ridiculiza al profeta del Islam desató la alarma del sindicato policial, mientras la gobernante CDU de la canciller, Angela Merkel, recomendó prohibir esa acción. "Ni el derecho a la libertad de expresión ni a la libertad artística son ilimitados", apuntó el portavoz de Interior de la CDU.

Además, el jefe del grupo libanés Hezbolá, Hasan Nasralá, advirtió a Washington de "repercusiones peligrosas" si se difunde el vídeo completo, en una sorprendente aparición en público durante una manifestación en Beirut. Nasralá, que por motivos de seguridad da sus discursos por videoconferencia, se unió durante escasos 20 minutos a la protesta que él mismo había convocado la víspera, y que congregó a decenas de miles de personas en los arrabales sureños de la capital.

Desde la guerra de 2006 que enfrentó a Israel y a Hezbolá, el clérigo se mantiene escondido y su reaparición en público es la quinta desde esa fecha, aunque casi todas fugaces. "Nuestra furia no va a ser pasajera", advirtió a EEUU el líder de la guerrilla chií libanesa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook