18 de septiembre de 2012
18.09.2012
Víctimas de 23 y 32 años

Dos policías británicas asesinadas a tiros en Manchester

Un joven de 29 años, que ya estaba en búsqueda y captura por otras dos muertes, ha sido detenido

18.09.2012 | 21:46

Dos mujeres policía británicas murieron hoy en Manchester (Reino Unido) tiroteadas durante un servicio "rutinario", asesinatos por los que ha sido detenido un sospechoso que ya estaba en búsqueda y captura por otras dos muertes.

Según informó la Policía de Manchester, las agentes Nicola Hughes, de 23 años y Fiona Bone, de 32, recibieron varios disparos "a sangre fría" a las puertas de un domicilio al que habían acudido para atender una llamada sobre un robo en el distrito de Tameside, a las afueras de la ciudad.

Poco después del incidente, que ocurrió sobre las 10.00 GMT, el sospechoso, identificado como Dale Cregan, de 29 años, se entregó a la policía en una comisaría cercana.

Cregan, a quien las fuerzas de seguridad británicas buscaban por su presunta relación con la muerte de otras dos personas, fue detenido por haber disparado presuntamente a las dos agentes de policía, una de las cuales falleció en el lugar de los hechos y la otra en el hospital al que fue trasladada en estado crítico.

"Da la impresión de que ha hecho esto de manera deliberada, parece un asesinato a sangre fría", afirmó en una comparecencia pública el jefe de la Policía del condado de Gran Manchester, Peter Fahy, que recalcó que las "motivaciones" del crimen son "imposibles de desentrañar" por el momento.

Un testigo del doble asesinato citado por la cadena pública BBC señaló que escuchó trece disparos, seguidos de una explosión, y recalcó que el edificio frente al que se produjo el tiroteo, al que las agentes habían sido llamadas, estaba desocupado desde hacía meses.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook