30 de septiembre de 2012
30.09.2012

Romney dice que el programa nuclear iraní puede frenarse sin atacar al país

El candidato republicano concluye, después de hablar con el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, que la acción militar es solo una "herramienta que puede ser utilizada"

30.09.2012 | 02:00
Romney, el viernes, en un acto de campaña en la Academia Militar Valley Forge, en Pennsylvania. / reuters

El candidato republicano a la Presidencia de EEUU, Mitt Romney, considera que los planes atómicos iraníes pueden ser frenados sin necesidad de lanzar un ataque contra sus instalaciones nucleares. Así lo reconoció el viernes por la noche el exgobernador de Massachusetts ante los periodistas que cubren su campaña, a los que reveló que había hablado por teléfono con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.

Aunque Romney no descarta que, al final, sea necesaria una acción militar en caso de que Irán esté en disposición de fabricar un arma atómica, subrayó que esta será la "línea roja" que separa la vía diplomática de la militar.

"No creo que, como análisis final, tengamos que recurrir a una acción militar" para evitar que Teherán se haga con una bomba atómica, dijo Romney a los periodistas. "De verdad espero que no tengamos que hacerlo", agregó el aspirante republicano.

Aunque siempre ha sido un firme partidario de adoptar una postura más dura con el régimen de los clérigos chiíes, Romney ha decidido suavizar su discurso con vistas a las elecciones del próximo 6 de noviembre y el viernes se limitó a asegurar que la opción militar es sólo "una herramienta que puede ser empleada".

No obstante, el candidato del partido del elefante dejó claro que su prioridad es constatar que Irán no tiene capacidad nuclear alguna que pueda "amenazar la existencia de Israel" y desencadenar "una potencial devastación en otros países del mundo", según recogieron las cadenas de televisión NBC y CBS. "Ver acciones en lugar de solo palabras" es la estrategia que defiende Romney en su política hacia Teherán de cara a los comicios presidenciales. Esa estrategia pasa por impulsar acciones legales contra el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, por incitar al genocidio, y una "amplia actividad de cobertura" contra el régimen iraní. Las intervenciones esta semana en la ONU del presidente norteamericano y rival de Romney, Barack Obama, y de Netanyahu han permitido aclarar, hasta cierto punto, las intenciones de ambos socios sobre un eventual ataque preventivo contra las instalaciones nucleares iraníes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine