25 de julio de 2014
25.07.2014

El Estado Islámico ordena la mutilación genital de todas las mujeres iraquíes de hasta 49 años

La ONU calcula que cuatro millones de mujeres y niñas están amenazadas por la organización yihadista n El kurdo Fuad Masum, elegido nuevo presidente del país

25.07.2014 | 00:53
El Estado Islámico ordena la mutilación genital de todas las mujeres iraquíes de hasta 49 años

La organización Estado Islámico (EI) ha ordenado la mutilación genital de todas las mujeres entre el comienzo de la adolescencia y los 49 años que vivan en las zonas de Irak que controla. Los yihadistas suníes que lidera Abu Bakr al Bagdadi se han hecho con un vasto territorio a caballo entre Siria e Irak en el que han declarado un califato y aplican la versión más rigorista de la sharia (ley islámica).

Según los cálculos que ayer hizo ante la prensa la responsable de ayuda humanitaria de la ONU en Irak, Jaqueline Badcock, la orden de Al Bagdadi puede terminar afectando a "hasta cuatro millones de mujeres y niñas". Pero Badcock dijo también que su oficina ha recibido informaciones acerca de la comisión de abusos sexuales y matrimonios forzados en las zonas de Irak que están en manos del EI. Se trata de áreas situadas en el norte del país y con "capital" en Mosul, la segunda ciudad más importante de Irak. Mosull fue tomada por los radicales islámicos el 10 de junio y el día 29 Al Bagdadi hizo una inesperada aparición pública en una mezquita de la ciudad.

Entre tanto, el prominente dirigente kurdo Fuad Masum se convirtió ayer en el nuevo presidente de Irak, en lo que constituye un importante paso para salir de la crisis política y formar un gobierno, que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió que sea de "unidad nacional". Masum, diputado y alto cargo de la Unión Patriótica del Kurdistán, fue elegido en segunda vuelta por 211 diputados de los 269 presentes en la sesión parlamentaria. Al jurar el cargo, aseguró ser consciente de "los grandes retos que tiene por delante Irak en cuestión de seguridad y política", debidos a la ofensiva del EI.

Ante las divisiones políticas, Ban Ki-moon instó en Bagdad a la formación de un "gobierno de unidad nacional" que "represente a todos los iraquíes independientemente de su religión o etnia". Ban subrayó que es necesario que los líderes iraquíes trabajen "mano a mano" porque la solución al conflicto es "política y no militar".

Al menos 60 presos murieron ayer y ocho policías resultaron heridos en un ataque contra el autobús en el que eran trasladados los reclusos 20 kilómetros al norte de Bagdad. El ataque fue perpetrado con varios artefactos explosivos, que estallaron al paso del vehículo en la zona de Al Tayi. Mientras, en Siria, al menos dieciocho personas murieron en las últimas horas por los disparos de proyectiles en distintas zonas de la provincia de Alepo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook