El exgeneral de marines James Perro Loco Mattis y el excandidato presidencial de 2012, Mitt Romney, fueron ayer mencionados por el presidente electo de EEUU, Donald Trump, como opciones claras para ocupar las secretarías de Defensa (Pentágono) y de Estado, respectivamente. Trump mantuvo un intenso fin de semana de reuniones para seguir dando forma a su Gobierno.

"El general James Perro Loco Mattis es una posibilidad para secretario de Defensa y ayer fue impresionante. ¡Un verdadero general de generales!", escribió Trump en Twitter. Mattis fue entre 2010 y 2013 jefe del Comando Central, que incluye la región que va de Egipto a Pakistán. Entonces discrepó a fondo con el presidente Obama por la posición ante Irán o la falta de recursos militares para Afganistán. También tuvo mando en las guerras de Irak y Afganistán. Para el vicepresidente electo, Mike Pence, jefe del equipo de transición, Mattis tiene "una carrera militar legendaria". El que será jefe de gabinete de Trump, Reince Priebus, considera una posibilidad "muy real" ver a Mattis en Defensa.

Sobre Romney, a quien se considera un guiño a los moderados, Pence explicó que la reunión con Trump, celebrada el sábado, fue "un intercambio cálido y sustancial". Pence avanzó que "está siendo analizado de modo activo y serio para secretario de Estado". En marzo, Romney afirmó que Trump sería un presidente "peligroso".