Rusia acusó ayer a Estados Unidos de iniciar una nueva carrera armamentista en Europa al desplegar tropas y tanques en varios países, en línea con la decisión de la OTAN de reforzar su presencia militar en su frontera oriental. Tras desplegar la pasada semana en Polonia 3.500 efectivos, provistos de cientos de blindados, ayer fueron 300 los infantes de Marina (marines) llegados a Noruega.