El expresidente egipcio Hosni Mubarak, derrocado por la revuelta popular de 2011, será puesto en libertad esta semana. Mubarak, de 88 años, está recluido en un hospital militar.