La primera ministra británica, Theresa May, convocó ayer por sorpresa elecciones para el 8 de junio a fin de robustecer su posición con vistas a la dura negociación del Brexit con Bruselas. May, que sustituyó como premier a David Cameron en julio de 2016 sin pasar por las urnas, busca ahora en unos comicios anticipados la legitimidad que necesitará para acometer la ingente tarea legislativa que traerá consigo la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

En una comparecencia frente al 10 de Downing Street anunciada con solo unas horas de antelación, la jefe del Gobierno dijo que creía necesario garantizar "certeza y seguridad" de cara a esas largas y complejas negociaciones.

May opta por examinarse ante los electores dentro de siete semanas, al principio del proceso y con los sondeos abrumadoramente a su favor, en vez de agotar la legislatura, dado que para entonces (mayo de 2020) el resultado de las negociaciones puede perjudicarle, bien porque no han concluido, bien porque lo han hecho con menos éxito del que May espera hoy obtener.

El anuncio de adelanto electoral llega cuando los conservadores llevan una ventaja de cerca de 20 puntos a los laboristas de Jeremy Corbyn, que celebró la decisión de May. El Gobierno presentará hoy la moción para pedir el anticipo electoral, pero con la mayoría de 17 escaños de los tories y el "sí" de sus rivales a los comicios, May no tendrá problemas para conseguir su objetivo.

May reconoció que había llegado con "reticencias" a la "conclusión" de que debía adelantar los comicios, algo a lo que llevaba meses resistiéndose. Pero la amenaza laborista de votar en contra del acuerdo final con la UE y la presión secesionista de Escocia le animó a hacerlo. "Debería haber unidad aquí en Westminster, pero hay en cambio división. El país se está uniendo, pero Westminster no", se quejó.

La UE reaccionó al anuncio advirtiendo que la decisión de la "premier" no altera sus planes ni el calendario del Brexit y Alemania confió en que las urnas den a May "más claridad y previsibilidad" para negociar.