Christopher Wray, el candidato propuesto para dirigir el FBI por Donald Trump, negó ayer en el Senado que haya una "caza de brujas" en las investigaciones abiertas sobre la conexión rusa. Trump cesó de forma fulminante el 9 de mayo al entonces director del FBI, James Comey. "Solo hay una forma de hacer este trabajo, que es con estricta independencia", proclamó Comey ante los senadores.