17 de agosto de 2017
17.08.2017

Trump disuelve el consejo de empresarios que lo asesora, en respuesta a una ola de dimisiones

El magnate, que arremete contra el gigante electrónico Amazon por "destruir mucho empleo", recupera su postura ambigua sobre el atropello supremacista de Virginia

17.08.2017 | 00:58
La directora de Campbell.

El presidente de EEUU, Donald Trump, decidió ayer disolver los dos consejos de asesores que formó hace seis meses con los más relevantes jefes de empresa del país.

La decisión es respuesta a la cadena de dimisiones de líderes empresariales desatada en la última semana por sus ambiguas declaraciones sobre el atropello supremacista del pasado sábado en la localidad de Charlottesville (Virginia). Hasta siete relevantes ejecutivos dejaron las filas del presidente Donald Trump, incluidos los jefes de Intel, Merck, WallMart y la empresa alimentaria Campbell. También abandonó el consejo asesor la mayor federación sindical de Estados Unidos, la AFL-CIO. "Antes que presionar a los empresarios del Consejo de Fabricantes Estadounidenses y del Foro de Estrategia y Política, voy a acabar con ambos. ¡Gracias a todos!", anunció Donald Trump en un tuit.

Esta drástica solución a la pérdida de apoyos llegó el mismo día en el que Trump lanzó un ataque directo al gigante del comercio electrónico Amazon, fundado y dirigido por Jeff Bezos, dueño del diario The Washington Post, a quien acusó de dañar al comercio minorista, causando la destrucción de "muchos puestos de trabajo".

La crítica de Trump a Amazon se suma a otras que hizo este lunes y martes al gigante farmacéutico Merck por los "precios abusivos" de sus medicamentos, aunque en ese caso reaccionaba a la decisión del presidente de esa empresa, Ken Frazier, de dimitir del Consejo de Fabricantes Estadounidenses que asesora al presidente.

La intensa jornada de ayer de Trump se había iniciado con un regreso a su ambigüedad respecto al ataque de Virginia, del que hizo responsables tanto a los supremacistas y neonazis como a los antifascistas que se les opusieron. El atropello, lanzado por un joven neonazi, se saldó con la muerte de una mujer y una veintena de heridos. Con sus declaraciones de ayer, que le han generado una nueva lluvia de críticas desde todos los sectores políticos y sociales, excepto desde el Ku Klux Klan, que le aplaudió, Trump mitigó su explícita condena de nazis y supremacistas del lunes, 48 horas después de los hechos. El sábado, el magnate se había limitado a condenar las expresiones de odio, viniesen de donde viniesen. "Había un grupo en una parte que era malo y un grupo en la otra que también era violento", dijo ayer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine