15 de septiembre de 2017
15.09.2017

Trump busca un pacto con los demócratas para proteger a 800.000 jóvenes 'soñadores'

El presidente de Estados Unidos negocia con sus rivales un refuerzo de la seguridad fronteriza a cambio de no deportar a los indocumentados que llegaron de niños

15.09.2017 | 02:02
Trump se explica ante los medios al llegar ayer a Florida.

Donald Trump y los líderes del Partido Demócrata en el Congreso han acercado posiciones en las últimas horas con vistas a un acuerdo para brindar protección legal a los 800.000 dreamers (soñadores) amenazados de deportación por la suspensión del programa DACA decidida la semana pasada por el presidente estadounidense.

El acuerdo, según Chuck Schumer y Nancy Pelosi, líderes demócratas en el Senado y la Cámara de Representantes, respectivamente, había quedado prácticamente ultimado la noche del miércoles después de una reunión en la Casa Blanca. Así, al menos, se lo trasladaron ellos a los medios. Pero pocas horas después el magnate empezó a tuitear compulsivamente mensajes negando la consecución de tal pacto.

"No se hizo ningún trato anoche (por la del miércoles) sobre el DACA. Debería acordarse una seguridad fronteriza importante para lograr el consentimiento. Debería estar sujeto a votación", escribió Trump en su red social favorita, echando un jarro de agua fría sobre las expectativas de arreglo de centenares de miles de dreamers.

Sin embargo, como ya es costumbre en Trump, dos horas después, al llegar a Fort Myers (Florida) para comprobar in situ los daños causados por el huracán Irma, cambió de parecer e informó a los periodistas de que se encontraba "bastante cerca" de alcanzar un acuerdo con el Congreso para proteger a los jóvenes indocumentados que llegaron cuando eran niños a Estados Unidos y cuya continuidad en el país quedó seriamente amenazada por la decisión del magnate de liquidar el DACA, el programa que les daba cobertura legal, obra de Barack Obama. En Florida, el presidente estadounidense volvió a insistir en que ningún acuerdo sobre los "soñadores" se lograría sin que "una enorme seguridad fronteriza" formase parte de él como contrapartida. "Vamos a tener una enorme seguridad fronteriza como parte de eso", prometió. "Queremos tener una enorme seguridad fronteriza", repitió.

En su rueda de prensa en Fort Myers, Donald Trump aportó una novedad: aseguró que además de los líderes demócratas están de acuerdo también con el arreglo los republicanos, Mitch McConnell (Senado) y Paul Ryan (Cámara de Representantes), a quienes, en principio, había dejado fuera de las negociaciones, harto de la división que aqueja al bloque conservador y que, por ejemplo, le ha impedido cumplir su promesa electoral de derogar la reforma sanitaria de Barack Obama y sustituirla por una propia.

Los vaivenes de Donald Trump en las últimas horas prueban que los dreamers se han convertido en una moneda de cambio que el presidente de Estados Unidos piensa usar para conseguir el respaldo demócrata a sus planes de tener "máxima seguridad fronteriza".

Fuera del acuerdo, eso sí, quedaría el muro que el magnate estadounidense quiere levantar en los miles de kilómetros de linde con México, que los demócratas se niegan a apoyar esté en juego lo que esté.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook