Más de 80 personas fueron detenidas ayer de madrugada en San Luis (Misuri, EEUU), ciudad que vivió su tercera noche de protestas violentas por la absolución de un expolicía blanco que mató a un joven negro. Las detenciones se suman a las 32 practicadas durante el fin de semana en protestas que estallaron el viernes cuando un juez declaró al expolicía blanco Jason Stockley inocente de la muerte en 2011 del joven negro Anthony Lamar Smith, de 24 años. En la foto, un grupo de manifestantes hacen una sentada.