27 de septiembre de 2017
27.09.2017

Macron propone que un grupo de países voluntarios avance en la reforma de la UE

El presidente francés quiere una fuerza de intervención rápida y un presupuesto de la eurozona para su Europa asimétrica

27.09.2017 | 01:00
Macron, ayer en la Sorbona.

Una reforma de la Unión Europea (UE) cuanto antes y asumiendo que el resultado será una Europa a varias velocidades fue el alma del discurso que ayer pronunció el presidente de Francia, Emmanuel Macron, en la universidad parisina de La Sorbona. Macron propuso que en las próximas semanas se forme un grupo de estados que de modo voluntario quieran avanzar más rápido para que, en colaboración con las instituciones europeas, propongan antes del próximo verano las medidas correspondientes.

Macron considera que ese grupo de trabajo intergubernamental ha de tener su correlato ciudadano, para lo que propone que, en paralelo, se convoquen "convenciones democráticas" de ciudadanos de los países que formen el grupo de voluntarios. Estas convenciones debatirían durante un semestre de 2018 y su objetivo sería implicar a la ciudadanía en la toma de decisiones y acabar con la idea de que Europa se construye a sus espaldas.

Según el plan que enunció ayer, estas convenciones ciudadanas culminarían en unas propuestas que se convertirían en el eje de las elecciones europeas de 2019, en las que, propuso, podría haber listas "transeuropeas", aprovechando, por ejemplo, los 73 escaños que dejará libre el Reino Unido después de su salida de la UE. Además de estos principios generales, basados en la idea de que "ningún país debe bloquear a los que quieren avanzar más rápido" y destinados a combatir "el repliegue nacional, que sería un fracaso colectivo", Macron desgranó una serie de propuestas que ya habían sido adelantadas por su entorno en los últimos meses.

Entre ellas, dotar a la zona euro de un ministro de Finanzas y de un presupuesto propio, que podría financiarse con la recaudación del impuesto de sociedades, para lo cual habría que armonizar su base imponible y el tipo que se aplica para 2020. Esta convergencia fiscal implicaría una convergencia social, basada en salarios mínimos adaptados a los niveles de cada país.

Además Macron pretende la extensión a toda la UE de la tasa sobre las transacciones financieras que ya se aplica en Francia y Reino Unido, para dedicarla a programas de desarrollo.

Respecto a los inmigrantes, el presidente francés propone una oficina europea de asilo y una policía europea de fronteras, así como un programa europeo de formación e integración de refugiados. El edificio de propuestas del dirigente socioliberal se coronaría con la creación para 2020 de una fuerza europea de intervención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook