29 de septiembre de 2017
29.09.2017

Londres y Bruselas constatan una "nueva dinámica" en la negociación del 'Brexit'

David Davis y Michel Barnier reconocen el impulso del discurso de Theresa May en una semana "constructiva", aunque todavía se ven "lejos" del acuerdo

29.09.2017 | 01:43
Davis (a la izquierda) y Barnier, dando cuenta del resultado de la cuarta ronda de negociaciones.

El negociador jefe de la UE, Michel Barnier, y el ministro británico para el Brexit, David Davis, constataron ayer la "nueva dinámica" que impulsa las conversaciones para acordar los términos de la salida del Reino Unido del bloque comunitario -que esta semana llegaron a su cuarta ronda- desde el discurso que el pasado día 22 pronunció en Florencia la primera ministra, Theresa May, para desbloquear el diálogo, estancado casi desde su comienzo por la negativa de Londres a dar la cifra que estaría dispuesto a pagar por los compromisos previamente adquiridos.

En una rueda de prensa conjunta en Bruselas, Davis anunció que en la cuarta ronda se han registrado "progresos considerables". Algo más cauteloso, Barnier advirtió que las partes aún están "lejos" de llegar a un acuerdo", aunque concedió que el discurso de May ha permitido "desbloquear la situación".

May quiere que en marzo de 2019 -cuando en teoría concluirán las negociaciones y su país pasará a ser un Estado tercero- Reino Unido goce de un periodo de transición de dos años en los que seguiría dentro del mercado interior europeo; un asunto que Londres quiere empezar a tratar cuanto antes, pero que Bruselas no quiere empezar a negociar hasta que se hayan alcanzado "progresos suficientes" en los puntos cruciales que configuran la primera etapa de las negociaciones: la factura de la salida, los derechos de los ciudadanos comunitarios en territorio británico y los de los británicos en suelo de la Unión y un acuerdo sobre la "frontera blanda" entre la República de Irlanda y el Úlster. Como May, Davis insistió en que su país "honrará los compromisos" adquiridos, aunque no puede "especificar exactamente" cuáles son. Reconoció también que esta semana se abordaron "aspectos técnicos", que las conversaciones fueron "útiles" y que hubo avances en lo tocante a los derechos de los ciudadanos. Así, ofreció garantías para el retorno de los europeos asentados en el Reino Unido a cambio del derecho de movimiento de los británicos en la UE. Davis dijo marcharse "optimista" y Barnier habló de "semana constructiva", pero sin echar las campanas al vuelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook