08 de octubre de 2017
08.10.2017

Ucrania borra toda huella de su pasado soviético y cambia miles de calles

La retirada de símbolos contribuye a alejarse de Rusia, según los encargados del proceso

08.10.2017 | 01:42

Bajo la denominada política de "descomunización", Ucrania borró la huella de su pasado soviético al renombrar miles de calles, pueblos y ciudades y retirar del espacio público miles de monumentos de figuras comunistas, como Lenin. A punto de cumplirse 100 años de la Revolución bolchevique que llevó a la instauración del comunismo, el Gobierno ucraniano se jacta de haber cambiado la denominación de más de 52.000 calles, 32 ciudades y 25 localidades relacionadas con este periodo histórico.

Además, en los últimos tres años se borraron del mapa unos 2.500 monumentos que glorifican a los líderes soviéticos, incluidas 1.300 estatuas de Vladímir Lenin, lo que forma parte de los esfuerzos para construir una nueva identidad nacional. Según explica en una entrevista con Efe el historiador ucraniano Bogdan Korolenko, este proceso ayudó al país no sólo a deshacerse de los "símbolos del régimen comunista totalitario", sino a alejarse ideológicamente de Rusia y luchar contra la propaganda en el contexto actual de conflicto. "Hay una parte de la población cuya mentalidad está aún ligada a la Unión Soviética (...) y Rusia se apoya en la existencia de estos símbolos para ponerlos de su lado en la guerra contra Ucrania", alega Korolenko.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook