28 de octubre de 2017
28.10.2017

El Congreso aprueba la ley presupuestaria que facilita la reforma fiscal de Trump

El proyecto obtiene el respaldo de la Cámara baja por solo cuatro votos y con el rechazo de todos los representantes demócratas y veinte republicanos

28.10.2017 | 01:29
Mattis (a la izquierda), con el ministro de Defensa surcoreano, Song Young-moo, en Seúl.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó ayer por un estrecho margen un proyecto de ley presupuestario que allana el camino para debatir en el Congreso la reforma fiscal prometida por el presidente estadounidense, Donald Trump. La medida salió adelante con 216 votos a favor y 212 en contra, y contó con el rechazo de toda la oposición demócrata y 20 legisladores republicanos.

El presupuesto aprobado asciende a cuatro billones de dólares para el año fiscal 2018, entre ellos 622.000 millones de dólares para Defensa. Esta aprobación, ya ratificada en el Senado, es clave para que el Congreso pueda debatir los agudos recortes de impuestos para empresas y trabajadores prometidos por Trump antes de que acabe el año.

Incluye, además, lo que se conoce como norma de reconciliación, que permite que la reforma fiscal sea aprobada en el Senado por mayoría simple, en lugar de la mayoría cualificada de 60 votos. Los republicanos, impulsores de esta propuesta, cuentan solo con mayoría en el Senado de 52 escaños sobre 100, por lo que esta maniobra procesal es fundamental con vistas a un voto que se presume ajustado.

Tras el voto, el presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara, el republicano Kevin Brady, anunció que la propuesta de reforma fiscal será presentada el 1 de noviembre. Esta reforma es una de las prioridades legislativas de Trump durante su primer año en el cargo, quien ha asegurado que supondrá "los mayores recortes de impuestos en Estados Unidos desde la década de 1980".

El mandatario aplaudió el voto favorable en la Cámara de Representantes, ya que "sienta las bases para poner a Estados Unidos primero al ofrecer alivio económico para los estadounidenses en forma de recortes de impuestos y reforma fiscal", según un comunicado emitido por la oficina de prensa de la Casa Blanca.

La propuesta fija una reducción de la tasa impositiva a las empresas desde el 35% al 20% y pretende simplificar los tramos de impuestos de la renta individual, al pasar de los siete actuales a tres: 12%, 25% y 35%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook