11 de noviembre de 2017
11.11.2017

Bruselas ofrece dos semanas a Londres para que fije la factura del 'Brexit'

May intenta dar un carácter irreversible al proceso, pero el redactor del artículo 50 del Tratado de Lisboa la acusa de "confundir"

11.11.2017 | 01:48
El ministro británico para el ´Brexit´, David Davis.

El negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, dio ayer un plazo de dos semanas al Reino Unido para que aclare cuestiones sobre los derechos de los ciudadanos, la frontera irlandesa y el acuerdo financiero -la factura de la salida- para pasar a la segunda etapa de la negociación en diciembre. En caso contrario, el bloque comunitario seguirá "retrasando" el comienzo de las discusiones sobre el futuro acuerdo comercial.

"No esperen hoy (por ayer), en el punto en el que estamos, anuncios o decisiones. Las discusiones de estos días tienen que ver con un momento de análisis profundo, aclaraciones y trabajo técnico", resumió Barnier al inicio de la sexta ronda de contactos.

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró ayer que el momento exacto del Brexit se producirá a las 00.00 horas del 29 de marzo de 2019 y avisó que no permitirá que este proceso de salida de la UE sea bloqueado. Este preciso calendario será enmendado en el proyecto de ley sobre el Brexit que está actualmente en trámite parlamentario y que la próxima semana entrará en fase de comisión.

En un artículo publicado ayer en The Daily Telegraph, May dijo que con esta enmienda su Gobierno tiene como objetivo mostrar la determinación de cumplir con la voluntad de los británicos de abandonar el club comunitario, expresada en el referéndum de junio de 2016.

La legislación a la que May se refiere en el artículo, denominada Proyecto de Ley sobre la Retirada de la UE, es fruto del intento de la premier de bloquear los posibles intentos de ralentizar el proceso de divorcio con el continente que anidan en sectores tories y de otros partidos, bien para endurecer las condiciones, bien para suavizarlas o, incluso, revertir el proceso.

No en vano John Olav Kerr, exembajador británico ante la UE y uno de los redactores del artículo 50 del Tratado de Lisboa, el que regula la salida de un país del bloque, advirtió que el protocolo puede ser cancelado en cualquier momento y que May está "confundiendo" a la población.

"Conforme van apareciendo informaciones nuevas, la gente cambia de opinión y no hay nada en el Artículo 50 que se lo impida. Creo que el pueblo británico tiene derecho a saber esto y no deberían confundirles", dijo Lord Kerr en declaraciones a The Independent. En la cumbre del 19 y 20 de octubre, los líderes de los países que permanecerán en el club comunitario tras la decisión británica de irse acordaron iniciar los trabajos preparatorios sobre la segunda fase de las negociaciones y confiaron en dar luz verde a su inicio en el Consejo Europeo del 14 y 15 de diciembre.

De todas formas, en esa misma reunión celebrada el mes pasado en Bruselas los mandatarios de los Veintisiete constataron que no se habían producido los avances suficientes en los puntos prioritarios de la primera etapa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook