18 de diciembre de 2017
18.12.2017

Croacia continúa sin asumir su responsabilidad en los crímenes de guerra

El presidente del Parlamento croata dijo que las sentencias "son injustas e inaceptables"

18.12.2017 | 01:00

El Gobierno, el Parlamento, la Iglesia, el Ejército y la mayoría de la población croata han reaccionado con indignación ante las recientes condenas a seis criminales de guerra bosniocroatas, lo que muestra que este país no ha asumido aún su parte de responsabilidad en los conflictos de Yugoslavia.

El primer ministro, el conservador Andrej Plenkovic, llegó a calificar de "injusticia moral" la sentencia del pasado 29 de noviembre contra seis exlíderes bosniocroatas por el Tribunal Penal Internacional para los crímenes en la antigua Yugoslavia (TPIY). Una condena que adquirió relevancia porque uno de los acusados, el general Slobodan Praljak, se suicidó ingiriendo veneno en la sala de vistas mientras escuchaba cómo el juez confirmaba su pena de 20 años de cárcel por crímenes contra bosniomusulmanes cometidos entre 1993 y 1994.

También el presidente del Parlamento croata, Goran Jandrokovic, criticó a la corte internacional y dijo que esas sentencias "no respetan la verdad histórica, los hechos y las pruebas y, como tales, son injustas e inaceptables".

La Conferencia Episcopal de la Iglesia católica de Bosnia-Herzegovina, apoyada por los obispos de Croacia, calificó la sentencia como un acto contra la supervivencia del pueblo croata, "inmoral, inaceptable y peligrosa". Parte de la sociedad croata ve a los condenados como héroes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine