La profesora riojana Patricia Rivas salió ilesa tras haber vivido muy de cerca la matanza. La docente, natural de Calahorra, al parecer al oír los disparos, se refugiara dentro de un armario protegiendo a cinco de sus alumnos.

La madre de la profesora, Violeta Puerta, apuntó a Europa Press que tras ver la noticia en la televisión se dio cuenta de que el trágico suceso estaba teniendo lugar muy cerca de su hija. "No piensas que te va a tocar a ti, así que en primer momento no me di cuenta de que el instituto era en el que trabaja mi hija".

Los primeros momentos fueron de gran angustia, pues Violeta no recibió la llamada de su hija para informarle de lo sucedido y tranquilizarla, así que fue ella quien tomó la iniciativa. En ese momento, apuntó que la única respuesta que tuve fue muy rápida: "Tranquila mamá, estoy bien" y luego tuvo que colgar.

Patricia Rivas imparte clases en el instituto de Parkland a alumnos de 14 a 19 años de edad, si bien "la mayor parte de ellos no se encontraban en ese momento en el aula porque tenían otras actividades -cuenta la madre de Patricia- así que ella estaba solo con cinco de ellos".

"Por la mañana tuvieron un simulacro de incendio y, a eso de las 2 de la tarde, al oír de nuevo la alarma creyó que era de nuevo un ejercicio. Supongo que tuvo que oír los disparos y que fue entonces cuando ella y los cinco chicos corrieron a un pequeño despacho que tiene allí y se escondieron dentro de un armario. No sé cuánto tiempo pasó dentro pero sí me dijo que no salió de allí hasta que la fueron a buscar".