04 de marzo de 2018
04.03.2018

Italia estrena hoy un complejo sistema electoral que dificulta más la estabilidad

El centro-derecha de Berlusconi parte como favorito en unas elecciones legislativas en las que el M5S sería el más votado, en pugna con la Liga de Salvini

04.03.2018 | 00:53
El fundador del Movimiento 5 Estrellas, Beppe Grillo, y su candidato, Luigi Di Maio.

Italia estrena hoy una compleja ley electoral que combina los sistemas proporcional y mayoritario y no garantiza una mayoría estable en las dos cámaras del Parlamento, pese a que la nueva normativa electoral premia con la mayoría absoluta a la coalición que se alce con un 40% de los votos. Unos 50 millones de italianos están convocados para elegir 630 diputados y 315 senadores.

En la Cámara de Diputados y el Senado, casi un tercio de los escaños (232 diputados y 116 senadores) serán asignados en circunscripciones uninominales, así que saldrá elegido el candidato más votado. Los escaños restantes (398 diputados y 119 senadores) se reparten de forma proporcional entre las listas presentadas por los partidos o las coaliciones.

A la complejidad de la nueva ley electoral se suma el alto porcentaje de indecisos, un 20%, y el hecho de que no se publican encuestas desde hace quince días, tal como exige la ley. Todo ello sumado justifica la incertidumbre que rodea las legislativas italianas de hoy.

A tenor del último sondeo, el centro-derecha comandado por la Forza Italia de Silvio Berlusconi parte con ventaja, aunque el partido antisistema Movimiento 5 Estrellas (M5S) del cómico Beppe Grillo será con toda probabilidad la fuerza más votada.

A la coalición apadrinada por Berlusconi -que no se presenta a las elecciones por estar inhabilitado- le calcula la encuesta un 37,5% de respaldo. La forman, con Forza Italia, la ultraderechista Liga (antes Liga Norte) y los neofascistas Hermanos de Italia. De ganar, su candidato a primer ministro será el presidente de la Eurocámara, Antonio Tajani, que mantuvo entre 2013 y 2014 una intensa vinculación con Asturias.

La otra coalición que concurre a las urnas es la que encabeza el Partido Democrático (PD) de Matteo Renzi. El sondeo sólo le da un 22,6%, y el ex primer ministro tiene en su contra que sus coligados son mucho más débiles que los de Forza Italia.

En solitario se presenta el M5S, al que la encuesta concede un 27,8% de los apoyos. El alto porcentaje de indecisos podría suponer a su cabeza de lista, Luigi Di Maio, dos o tres puntos más, pero lejos del 40%. Tendría, pues, que negociar con otras fuerzas políticas, lo mismo que el centro-derecha si vence pero no alcanza la mágica cifra.

El gran número de indecisos también podría otorgar a la Liga la condición de partido más votado, lo que sin duda abriría una pugna entre su líder, Matteo Salvini, y Berlusconi dentro de la coalición de centro-derecha. En ese caso, Salvini reivindicaría para sí la opción de ser primer ministro y pondría en cuestión la candidatura de Tajani, hombre de confianza del magnate televisivo y uno de los fundadores de Forza Italia en el año 1994.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook