10 de marzo de 2018
10.03.2018

Trump acepta reunirse con Kim y debatir la renuncia norcoreana al arma atómica

La cita se celebrará a finales de mayo n Una delegación de Corea del Sur, que se reunió el martes con el líder de Pyongyang, viajó a EEUU con la propuesta

10.03.2018 | 03:01
Coreanos escuchan el anuncio de la cumbre entre Trump y Kim en una estación de Seúl.

La espiral de deshielo entre Corea del Norte y EEUU continúa. El presidente estadounidense, Donald Trump, aceptó ayer una propuesta del líder norcoreano, Kim Jong-un, para mantener una reunión sin precedentes sobre la desnuclearización de la península coreana, en lo que constituye un giro inesperado tras meses de tensión retórica. La reunión será a fines de mayo, aunque no se han precisado ni fecha ni lugar.

El sorprendente anuncio fue formulado el jueves -madrugada de ayer en España- en uno de los jardines de la Casa Blanca por el asesor de Seguridad Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong, a la salida de una reunión con Trump. Chung encabezaba una delegación surcoreana que viajó a EEUU con la misión de trasladar a Trump una propuesta de cumbre formulada por Kim durante su reunión del martes con dirigentes surcoreanos.

Trump "dijo que se reuniría con Kim Jong-un de aquí a mayo para lograr la desnuclearización permanente" de la península, explicó el funcionario surcoreano. La información fue confirmada poco después por la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien agregó que Washington desea "la desnuclearización de Corea del Norte" pero precisó que "todas las sanciones y la máxima presión deben continuar".

Trump saludó en Twitter los "grandes progresos" en los esfuerzos para convencer a Corea del Norte de abandonar su programa nuclear. "Kim Jong-un ha hablado de desnuclearización con la delegación surcoreana, no de una simple 'congelación'. Tampoco habría pruebas misilísticas en Corea del Norte en ese período", destacó el mandatario. "¡La reunión ya está siendo planeada!", añadió.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, no ocultó su sorpresa por la propuesta norcoreana y afirmó desde Yibuti que Pyongyang "ha cambiado (...) su posición y de una forma bastante espectacular. Y muy francamente, ha sido un poco una sorpresa para nosotros que se haya mostrado tan abierto en las discusiones con la delegación surcoreana". La víspera, Tillerson, que a menudo se queda descolocado por los posicionamientos repentinos de Trump, había asegurado que unas negociaciones estaban aún "lejanas".

El vicepresidente de EEUU, Mike Pence, estimó, por su parte, que la invitación de Kim "es prueba" de que la estrategia de EEUU de aislar con sanciones económicas a Pyongyang funciona.

El anuncio fue acogido por satisfacción tanto por los aliados europeos de EEUU como por los asiáticos, así como por Rusia y China. Por su parte, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, dijo apreciar "enormemente el cambio de Corea del Norte", pero exigió que la presión sobre Pyongyang se mantenga hasta tener plena certidumbre del desarme norcoreano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas