02 de mayo de 2018
02.05.2018

Irán niega un programa atómico secreto y acusa a Israel de querer influir en Trump

Francia y Reino Unido creen que la acusación de Netanyahu "refuerza" la necesidad de mantener el pacto de 2015, que EEUU busca romper

02.05.2018 | 01:17
Netanyahu, el lunes, durante su comparecencia para denunciar el supuesto programa nuclear secreto de Irán.

Irán calificó ayer de "propaganda ridícula" la denuncia hecha la víspera por el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, de que tiene un "programa nuclear secreto". El Ministerio iraní de Exteriores llamó a Netanyahu "mentiroso infame" y tachó sus declaraciones de "inútiles y vergonzosas". El régimen de Teherán no dudó en atribuir la oportuna denuncia de Israel a un intento de proporcionar a Donald Trump el argumento definitivo para justificar la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015, que se espera que tome el próximo 12 de mayo.

"Que Netanyahu juegue un juego tan infantil diez días antes del anuncio de Trump revela que éste es un programa planeado previamente para influir en la decisión del presidente estadounidense", dijo el viceministro de Exteriores y negociador nuclear, Abás Araqchi, que además ironizó sobre el lugar donde, según Israel, estaba oculta la documentación sobre el programa secreto: "¿Cómo es que Irán guarda documentos tan importantes en un almacén industrial abandonado?".

También el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, se lo tomó con sorna. "¡Qué conveniente!", dijo sobre el "momento adecuado" que eligió Netanyahu para denunciar el programa atómico secreto de Irán.

En su primera reacción a las acusaciones del premier hebreo, Trump no pudo evitar elogiarse a sí mismo: "Lo que hemos aprendido hoy (por el lunes) sobre Irán demuestra realmente que yo tenía la razón al 100%" sobre el acuerdo nuclear de 2015. Más tarde, el secretario de Estado, Mike Pompeo -que se estrenó en el cargo con una gira que le llevó a reunirse con Netanyahu, entre otros líderes, un día antes de que éste lanzara sus acusaciones contra Irán-, aseguró que los documentos mostrados por el premier israelí son "reales y auténticos" y que el régimen "ha mentido repetidamente" a la Agencia Internacional de la Energía Atómica y a los firmantes del pacto: EEUU, China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania.

Sin embargo, la Agencia Atómica precisó ayer que sus expertos concluyeron en 2015, tras la firma del acuerdo, que Irán puso fin a sus intentos de hacerse con una bomba nuclear en 2009.

Tampoco las tres potencias europeas mostraron una especial inquietud por las "revelaciones" de Netanyahu, que Londres y París creen que "refuerzan" la necesidad de preservar el pacto de 2015. La jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, invitó a Israel a remitir a la AIEA sus dudas sobre el programa nuclear iraní.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook