12 de mayo de 2018
12.05.2018
Oriente Medio, al borde de una nueva encrucijada bélica

Un laberinto muy explosivo

Hilos para intentar no perderse la escalada de tensión entre Israel e Irán después de que Donald Trump abandonase el tratado nuclear con Teherán

12.05.2018 | 02:53
Iraníes queman una bandera de EEUU tras el rezo principal del viernes.

El masivo ataque aéreo lanzado en la madrugada del jueves por Israel contra posiciones de las tropas iraníes desplegadas en Siria ha agudizado la tensión en Oriente Medio hasta el punto de suscitar el temor a un desbordamiento de la guerra civil en el país árabe. Israel justifica el ataque como réplica al lanzamiento de 20 cohetes contra los Altos del Golán, del que acusa a Irán. A continuación, una serie de hilos para orientarse en el explosivo laberinto de la región.

EEl ataque israelí del jueves. Israel asegura haber bombardeado casi todas las instalaciones militares iraníes en Siria, diezmando sus capacidades y matando a 28 militares. No se registraba un ataque similar a Siria desde la guerra del Yom Kippur (1973). Se trata, además, del primer gran choque directo entre Israel e Irán, en guerra fría desde que en 1979 nació la teocrática República Islámica. Hasta ahora, los golpes más duros los habían intercambiado Israel y la milicia libanesa Hezbolá, fundada en 1982 y alimentada por Teherán, y habían culminado en la breve guerra de 2006.

E¿El primer ataque a Siria? No. Israel, que no quiere derribar al dictador Asad sino destruir la infraestructura iraní en Siria, reconoce haber lanzado más de un centenar desde 2012, en su mayoría contra convoyes de Hezbolá. Sin embargo, sí es el golpe más duro y, además, es la primera vez que Israel acusa a Irán de atacar su territorio. El 9 de abril, en vísperas del masivo lanzamiento de misiles de EEUU, Francia y Reino Unido sobre Siria, Israel ya atacó posiciones iraníes. Los bombardeos se reprodujeron el 29 de abril. En ambos casos murieron militares de Teherán.

E¿Qué son los Altos del Golán? Un territorio de 67 kilómetros de largo, y entre 12 y 25 de ancho, arrebatado por Israel a Siria en la Guerra de los Seis días (1967). Israel se lo anexionó en 1981 y se resiste a devolverlos. ¿Por qué? Por su posición estratégica: permiten controlar tanto el valle del Jordán y el norte de Israel (Galilea) como la meseta de Damasco. Poblado por 30.000 colonos judíos y 22.000 sirios, alberga cruciales recursos hídricos. Suministra 250 millones de metros cúbicos de agua anuales a Israel y permite proteger el curso del Jordán, codiciado por Siria y Jordania, y el lago Tiberíades, la mayor reserva de agua dulce hebrea.

E¿Qué papel juegan en la guerra siria? Tras la guerra de 1967 se abrió en ellos una zona desmilitarizada vigilada por la ONU. Al estallar la guerra siria, grupos yihadistas ocuparon la frontera entre Siria y el Golán, por lo que, en 2014, la ONU dejó la zona desmilitarizada. En 2012 comenzaron los lanzamientos de cohetes contra el Golán, respondidos por Israel. Tras la entrada de Rusia en la guerra (2015), los yihadistas fueron desalojados por fuerzas iraníes y sirias. Israel, que ya tiene un enemigo al norte (Hezbolá, en Líbano), no quiere tener que lidiar con él también al este.

E¿Qué pinta Irán en Siria? La guerra civil siria (2011) se ha vuelto un conflicto internacional. El régimen sirio está apoyado desde 2015 por Rusia, gracias a la cual se impone en el conflicto, pero ya desde 2012 empezó a contar con ayudas chiíes. Primero fue Hezbolá, que salía por primera vez de Líbano, y después se detectó la presencia de milicias chiíes iraquíes y de fuerzas iraníes. Los rebeldes no yihadistas tuvieron un timorato apoyo de los EEUU de Obama, que no se decidió a armarlos a fondo por miedo a que sus arsenales acabaran en manos yihadistas.

E¿Cuándo dio un paso adelante EEUU? La aparición del Estado Islámico (ISIS) en 2014 movió a Obama a formar una coalición internacional, con EEUU, Francia y Arabia Saudí a la cabeza, para bombardear posiciones del ISIS y apoyar a los rebeldes. Sin embargo, la fuerza más eficaz contra los yihadistas fueron las milicias kurdas sirias, dirigidas sobre el terreno por fuerzas especiales de EEUU. Los kurdos llegaron a controlar casi toda la frontera con Turquía, lo que movió a este país, enfrentado a su propia minoría kurda, a intervenir en Siria.

E¿Chiíes? ¿Suníes? Son las dos grandes ramas del islam. La mayoritaria es la suní, con su cabeza en Arabia Saudí, custodio de los "lugares santos" de Medina y La Meca. Suníes son también los grupos yihadistas como Al Qaeda y el ISIS, así como la única potencia nuclear islámica, Pakistán. Los chiíes son minoritarios y tienen su faro en Irán, aunque desde la invasión de Irak por EEUU también dominan este país, que desde 2003 ha sufrido las luchas sectarias más sangrientas. Chiíes son también el sirio Asad, la libanesa Hezbolá, los rebeldes hutíes de Yemen o la población de Bahréin, regida por una minoría suní.

E¿Tanto importa esta división? Aunque los analistas han resaltado que el odio sectario es solo el revestimiento de profundas rivalidades económicas, lo cierto es que el mundo islámico está dividido y enfrentado en torno a este cisma, que data de los primeros años del islam.

E¿Tiene algo que ver Trump con el ataque israelí? Sí. Dos días antes, EEUU dejó el tratado firmado con Irán en 2015 para congelar sus investigaciones nucleares y garantizar que no se haría con el arma atómica. Trump cumplió así una promesa de campaña aplaudida por Israel, el mayor detractor de un pacto que ha permitido a Irán regresar a la comunidad internacional tras 35 años de aislamiento y enderezar su maltrecha economía gracias al levantamiento de parte de las sanciones impuestas a Teherán. El levantamiento de sanciones permitió a Irán volver a exportar petróleo, de ahí que la decisión de Trump disparase al alza en minutos los precios del crudo.

E¿A qué se acoge Trump? En su anuncio de salida del pacto, Trump aseguró que, de acuerdo con supuestas pruebas presentadas por Israel días antes, Irán sigue con sus planes nucleares. La acusación ha sido desmentida por la Agencia Atómica, que inspecciona regularmente las instalaciones iraníes. El exprimer ministro israelí Ehud Olmert (2006-2009) aclaró que las "pruebas" se basan en datos antiguos y no permiten sustentar las acusaciones.

E¿Por qué se firmó? El tratado nuclear de 2015, fruto de largas negociaciones, fue firmado entre Irán, por un lado, y EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania. Pretende congelar el plan nuclear iraní diez años, quince en algunos aspectos, con la esperanza de que Teherán se convenza de que reanudarlo tendría más inconvenientes que ventajas, pues perdería los beneficios económicos que conlleva la renuncia al arma atómica.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook